CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

Abrazar o no abrazar… esa nunca fue la cuestión para Obama

Por CNN en Español

(CNN)– ¿Abrazar o no abrazar? Esa no fue la cuestión para el presidente Obama, quien invitó a la Casa Blanca a la enfermera afectada por ébola Nina Pham, para conversar y darle un abrazo en el Despacho Oval.

Tan pronto como los doctores del Institutos Nacionales de la Salud, donde Pham estaba siendo tratada, determinaron que la enfermera de Dallas se encontraba libre de ébola, los funcionarios de la Casa Blanca hicieron los arreglos para llevar a la trabajadora sanitaria a la Casa Blanca para reunirse con Obama.

Cuando le preguntaron si no era demasiado pronto para que Pham se reuniera con el presidente, el Secretario de Prensa de la Casa Blanca, Josh Earnest, destacó que cinco pruebas médicas demostraron que la enfermera ya no era portadora del mortal virus.

“No estaba preocupado en absoluto por correr algún riesgo al abrazarla como muestra de su gratitud”, dijo Earnest.

Lo único que tuvieron que considerar, añadió Earnest, era si Pham se encontraba lo suficientemente bien para hacer el viaje luego de su larga estadía en el hospital. Después de ver las declaraciones de Pham al salir de los NIH, los funcionarios de la Casa Blanca decidieron extender la invitación.

La madre de Pham y su hermana, así como la Secretaria de Salud y Servicios Humanos Sylvia Burwell y los doctores de los Institutos Nacionales de la Salud, Antony Fauci, Richard Davey Jr. y Cliff Lane, asistieron a la reunión en el Despacho Oval para reunirse con la enfermera que padecía la enfermedad y con el presidente.

“Nos vamos a dar un abrazo para las cámaras”, le dijo Obama a Pham.

A pesar de haber un nuevo caso de ébola en la ciudad de Nueva York, la Casa Blanca describió el hecho de que Pham fuera dada de alta del hospital como un punto decisivo en los esfuerzos del gobierno de Estados Unidos para contener el virus.

“Considero que el hecho de que haya sido tratada y dada de alta es una noticia importante. Creo que ahora, esto responde las oraciones de mucha gente de todo el país”, dijo Earnest.