CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Uruguay

Tabaré Vázquez y Lacalle Pou: dos caras de la segunda vuelta a la presidencia de Uruguay

Por (CNNEspañol.com)

Por Darío Klein, CNN Español

(CNN Español) — Uruguay tendrá una segunda vuelta el 30 de noviembre para decidir quién será su nuevo presidente. Los dos seleccionados por la ciudadanía para esa nueva etapa electoral son el oficialista Tabaré Vázquez, del Frente Amplio, y Luis Lacalle Pou, del Partido Nacional. Sin embargo, este triunfo no sabe igual para ambos.

Vázquez obtuvo 47,9 % de los votos, seguido por Lacalle Pou con el 30,9 %, escrutado más de 99 % de la votación.

En la sede del Frente Amplio, ubicada en el centro de la capital uruguaya, los aplausos, abrazos y hasta lágrimas de alegría, acompañaron el discurso encendido del exmandatario Tabaré Vázquez (2005-1010) que comenzó con un “festejen, uruguayos, festejen” y culminó con su tradicional saludo guevarista “¡hasta la victoria, siempre!”.

Mientras sus simpatizantes coreaban “y ya lo ve, el presidente es Tabaré”, el candidato oficialista de 74 años destacó que su partido, además, está “en el umbral de la mayoría parlamentaria”. Algo que las encuestas previas habían descartado.

En la sede del Partido Nacional, la norma eran los rostros serios, la desazón, la preocupación, la desilusión de cientos de militantes, que igualmente aplaudieron a su líder. “La ilusión está intacta”, señaló el ahora líder de la oposición uruguaya, Lacalle Pou, de 41 años, quien de todos modos reconoció que esperaba otra votación.

“Esta elección en cierto modo deja en la puerta del triunfo a Tabaré Vázquez. Ahora el Frente Amplio tiene que conseguir apenas el 2,5% de los votos que le faltan para ganar en la segunda vuelta y es muy difícil que no lo logre”, señaló el doctor en Ciencias Políticas, Daniel Chasquetti.

Chasquetti agregó que el resultado es un reflejo de que en Uruguay se han impuesto dos formas antagónicas de ver la política y que, en definitiva, el triunfo de la izquierda se debe a que los uruguayos están conformes con la década de gobierno del Frente Amplio.

Por su parte, entre los uruguayos entrevistados por CNN en las calles de Montevideo, también hay coincidencia en que el Frente Amplio fue el ganador de la jornada electoral.

Otra novedad de estas elecciones fue la irrupción de dos pequeños partidos en el parlamento: uno de izquierda radical —Unidad Popular— que podría alcanzar un diputado, y otro de centroizquierda moderada —el Partido Independiente— que seguramente consiga una banca en el Senado.