CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Una ‘heroica’ maestra enfrentó a pistolero en escuela de Seattle y evitó una masacre

Por CNN en Español

Por Kevin Conlon, Andreas Preuss y Ben Brumfield

(CNN) — El atacante adolescente que abrió fuego en una cafetería de una escuela secundaria en el estado de Washington la semana pasada pudo haber herido a más víctimas de no haber sido por las acciones audaces de una joven maestra.

Los testigos dicen que Jaylen Fryberg, un popular estudiante de primer año, disparó y mató a una estudiante e hirió a otros cuatro en el abarrotado comedor de la escuela secundaria de Marysville-Pilchuck el viernes, a unos 54 kilómetros al norte de Seattle.

Megan Silberberger, una maestra, estaba en una oficina cercana cuando escuchó los disparos, dijo Randy Davis, presidente de la Asociación de Educación de Marysville.

“Ella corrió a la cafetería y vio a los estudiantes tumbados”, dijo Davis. Silberberger también vio a un pistolero.

“Corrió hacia el tirador”, dijo, “para detenerlo… y ayudar a capturarlo”.

Davis no reveló los detalles del enfrentamiento, pero un estudiante que fue testigo del mismo le describió lo que vio a KIRO, afiliada de CNN.

“Simplemente lo tomó del brazo”, dijo Erick Cervantes. “Ella fue quien lo interceptó con la pistola. Él trató de ya sea volverla a cargar o apuntarle a ella”.

“En realidad, creo que ella es la verdadera heroína”, dijo Cervantes.

Silberberger rechazó ser entrevistada por CNN, pero hizo la siguiente declaración: “Estoy agradecida por el apoyo que he recibido. En este momento, lo que pido es privacidad”.

Una fuente policial con conocimiento de la investigación le dijo a CNN que Fryberg de hecho tuvo dificultades para volver a cargar la pistola, porque sus manos le temblaban.

Hasta ahora, la policía no ha dicho cuántos disparos hubo en total, pero había quedado al menos una bala en el cartucho antes del enfrentamiento con Silberberger… porque el último tiro fue el que terminó con la vida de Fryberg. Se ha determinado que la pistola Beretta de calibre .40 que parece, fue utilizada en el tiroteo, pertenece al padre de Fryberg, según la fuente.

Las víctimas no fueron aleatorias

Estudiantes, padres y maestros se reunieron dentro del gimnasio de la escuela secundaria Marysville-Pilchuck el domingo para recordar, llorar y hablar de formas de seguir adelante. Separaron a los padres y los estudiantes para llevar a cabo discusiones privadas.

Las autoridades no han dado a conocer públicamente el nombre de la joven que murió; sin embargo, sus amigos le dijeron a CNN que su nombre era Zoe Galasso.

Quienes resultaron heridos (dos chicas y dos chicos) se encuentran en la unidad de cuidados intensivos en hospitales en Seattle y Everett. Entre ellos hay miembros de la familia de Fryberg.

Andrew Fryberg, de 15 años, se encuentra en estado crítico, y Nate Hatch, de 14 años, se encuentra en estado grave en el Harbouview Medical Center en Seattle, según la vocera del hospital, Susan Gregg.

“Los tres son primos, y todos viven cerca”, dijo Don Hatch, el abuelo de Nate, a KOMO, afiliada de CNN.

Los chicos eran amigos cercanos, casi inseparables, dijo Hatch. Hace poco incluso fueron juntos a un baile de la escuela, donde Fryberg fue nombrado el príncipe de primer año del baile de bienvenida.

“Solo Dios sabe qué hizo que esto se intensificara. Solo Dios sabe”, dijo Hatch, según KOMO. “Nadie provocó esto al hacer bullying. Simplemente es algo que ocurrió, y no sabemos por qué”.

Hatch dijo que perdona a Fryberg y piensa visitar a su familia.

“Diré: ‘Lo lamento y voy a pedir por ustedes'”, dijo.

Las chicas fueron identificadas como Shaylee Chuckulnaskit y Gia Soriano, ambas de 14 años, según la Dra. Joanne Roberts, directora médica del Providence Regional Medical Center Everett. Ambas se encontraban en estado crítico con heridas en la cabeza.

En una conferencia de prensa el sábado, Roberts leyó una breve declaración de la familia de Soliano: “Nuestra familia está conmocionada. Agradecemos sus pensamientos y oraciones durante esta tragedia. Nos dolemos con las otras víctimas y sus familias”.

Conmoción en la cafetería

Los investigadores en Marysville no han brindado detalles, pero los estudiantes compartieron versiones que pintaron un cuadro aterrador y caótico.

El estudiante Jordan Luton estaba terminando su almuerzo en la cafetería cuando escuchó una fuerte explosión.

Vio cómo Fryberg se acercó a una mesa de estudiantes, “llegó por detrás… y disparó más o menos seis balas en sus espaldas”, le dijo Luton a CNN. “Eran sus amigos, así que no fue simplemente algo aleatorio”.

Según una fuente policial, los testigos dijeron que Fryberg sacó la pistola de una mochila negra antes de empezar a disparar.

Los testigos describieron que tenía una expresión tranquila en el rostro, dijo la fuente.

Dolor, incredulidad

Fue difícil para Luton encontrarle sentido al tiroteo.

“No tengo idea de cuál fue su motivo, ya que ayer en el entreno de fútbol estaba bien, hablando y divirtiéndose”, dijo. “Y luego hoy, simplemente fue horrible”. No entiendo qué pasó por su cabeza o qué lo motivó a hacerlo”.

Según todos los testigos, Fryberg era un estudiante popular. Hace tan solo una semana, había sido nombrado el príncipe del baile de bienvenida de primer año de la escuela, según un video de la ceremonia publicado en YouTube y los recuentos que estudiantes le dieron a CNN.

“Es extraño pensar en eso, porque lo ves y es una persona feliz”, dijo el estudiante de segundo año, Alex Pietsch. “En realidad, nunca lo ves tan enojado y molesto. …Me estaban diciendo de quién se trataba cuando me estaba subiendo al auto de mi mamá y mi reacción fue ‘¿Qué? Esto no está sucediendo. … Es una locura’. Simplemente me sorprendió que de todos los estudiantes, él era el responsable”.

Chelsea J. Carter, Carma Hassan, Ray Sánchez, Susan Candiotti, Jake Tapper, Shimon Prokupecz, Evan Pérez, Anneclaire Stapleton, Dan Simon y Greg Botelho de CNN contribuyeron con este reportaje.