Por Jacque Wilson

(CNN) — Tuve que filmar su muerte", dice Frederic Lumiere en voz baja. "En la película, estoy detrás de la cámara, y puedes oírme llorar".

Se trata de un hombre que se dedica a hacer documentales, quien filma especiales de la Segunda Guerra Mundial sobre Normandía y la Batalla de las Ardenas para History Channel.

Pero se quebrantó al contar la historia de Michele Baldwin.

Si estás desde un móvil mira las fotos aquí

Baldwin, una madre soltera de 45 años de edad, fue diagnosticada con cáncer cervical avanzado en 2011. Los médicos le dieron solo unos meses de vida. Así que decidió usar el tiempo que le quedaba para hacer una diferencia.

Lumiere se reunió con Baldwin poco después de su regreso de la India, donde rompió un récord mundial al practicar surf de remo por 1.126 km a lo largo del río Ganges, a fin de crear conciencia sobre el cáncer cervical. La primera vez que se reunieron, hablaron durante horas y se hicieron amigos al instante. Originalmente, Baldwin iba a ser parte del documental de Lumiere, "Someon You Love: The Epidemic", pero su historia era "demasiado increíble y demasiado épica", dice.

En su lugar, decidió utilizar el material que el camarógrafo independiente Nat Stone había filmado del viaje de Baldwing por el río Ganges, a fin de crear otro documental llamado "Lady Ganga".

No está tomando la ruta tradicional con esta película: venderla a una cadena de televisión o a un estudio de producción. No quería sentir la presión externa. En cambio, él y el co-productor Mark Hefti están recaudando el dinero en Kickstarter. Ellos piensan donar el 100% de las ganancias de la película al Michele Baldwin Memorial Fund, el cual es administrado por la Asociación Americana de Salud Sexual.

El cáncer cervical es un cáncer altamente prevenible, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Es ocasionado por el virus del papiloma humano, o VPH, para el que existe una vacuna. Sin embargo, cada año más de 270.000 mujeres mueren en todo el mundo a causa de esta enfermedad.

Baldwin falleció en febrero de 2012. Después de su muerte, Lumiere no lograba empezar a trabajar en la película.

"Cada vez que trataba de empezar, me sentía increíblemente inadecuado. Hiciera lo que hiciera, no era lo suficientemente bueno para ella", dice.

Su esposa finalmente lo convenció de ver a un terapeuta, quien lo ayudó a darse cuenta de que su duelo era normal.

Cuando Lumiere habló el jueves por la tarde, el número de donaciones en su página de Kickstarter seguía aumentando. En menos de 12 horas, su proyecto había recaudado más de 12.000 dólares.

Lumiere espera estrenar la película en el verano de 2015. Ahora, está escribiendo la historia de Baldwin "como si fuera la última película en la que voy a trabajar".