CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Investigaciones

Vida en Pensilvania vuelve a normalidad tras captura del presunto asesino de un agente

Por (CNNEspañol.com)

Por Michael Pearson y Miguel Marquez, CNN

(CNN) — ¡Uf!

Después de 48 días de vivir con helicópteros, policías fuertemente armados, rumores y constantes preguntas, la gente del noreste de Pensilvania finalmente puede relajarse.

La persecución de Matthew Eric Frein, acusado de matar a un policía estatal de Pensilvania, ha terminado. Alguaciles estadounidenses fuertemente armados capturaron a Frein el jueves por la noche y lo entregaron a la policía estatal, quien lo golpeó con las esposas del oficial muerto, lo metió en la parte trasera del auto de la policía y lo envío de vuelta a los cuarteles donde se produjo la emboscada.

“Simplemente nos pareció que era apropiado”, dijo el Comisionado de la Policía Estatal, Frank Noonan.

Frein, de 31 años, está acusado de asesinato en primer grado y otros cargos en una emboscada que tuvo lugar el 12 de septiembre afuera de los cuarteles de la policía estatal de Blooming Grove.

Él es acusado de matar al cabo Bryon Dickson y de herir al agente Alex T. Douglas antes de desaparecer en los espesos bosques de Pensilvania.

La captura puso fin a una larga búsqueda que resultó en el gasto de millones de dólares y que probablemente también puso nerviosa a mucha gente.

“En realidad, hace un par de semanas sentía como si estuviera en una zona de guerra y fue difícil dormir durante algunas noches, preocupados por su paradero”, según le dijo el vecino Mark Denny a WNEP-TV, afiliada de CNN.

La captura  

El escuadrón de 13 miembros del Cuerpo de Alguaciles de Estados Unidos, armados como un escuadrón de operaciones especiales militares, encontró a Frein en un aeropuerto abandonado cerca de Tannersville, Pensilvania, dijeron las autoridades.

No habían encontrado a Frein. Fue descubierto como parte de una “búsqueda rutinaria por el bosque”, según les informó el viernes a los reporteros el teniente coronel de la Policía Estatal, George Bivens.

Y él no estaba armado al momento de su captura, según la policía, lo cual fue de gran alivio para las autoridades que temían un enfrentamiento violento.

Según dijo Noonan, cuando los alguaciles lo sorprendieron en un campo cerca del aeropuerto, él obedeció sus órdenes de ponerse sobre sus manos y rodillas y les dijo quién era.

Los investigadores que catearon el lugar afirmaron que encontraron un escondite donde tenía un rifle de francotirador, dijo Noonan. El rifle parece coincidir con los casquillos recogidos durante la investigación, dijo.

Frein se encontraba en buenas condiciones físicas cuando fue capturado, excepto por un corte en la nariz que tenía antes de que los alguaciles lo encontraran, según Noonan.

Se veía “más saludable de lo que habría esperado”, dijo Noonan.

Los investigadores creen que Frein pudo mantenerse buscando alimento y refugio en cabañas desocupadas, dijo Bivens.

Las autoridades dijeron que no estaban seguros de cuánto tiempo había estado escondido en el aeropuerto.

Comparecencia ante la corte  

Frein compareció ante la corte el viernes en la mañana, se veía delgado, tenía un corte en la nariz y abrasiones en la frente. Su mejilla izquierda estaba hinchada.

Su voz era fuerte cuando respondió: “Sí, lo entiendo”, cuando el juez del condado de Pike le preguntó si entendía los cargos en su contra, que incluían asesinato en primer grado y homicidio criminal de un agente del orden público.

Alrededor de 30 policías estaban en la sala para la audiencia de 10 minutos.

El fiscal de distrito del condado de Pike, Raymond Tonkin, dijo que planea pedir la pena de muerte.

El motivo no está claro  

Las autoridades no han discutido un motivo, pero han dicho que Frein ha hablado y escrito acerca de odiar a los cuerpos policiales.

Una revisión del disco duro de su computadora demostró que había planeado un ataque durante años, dijeron las autoridades.

“Eric Frein tenía una misión que consistía en atacar a los cuerpos policiales”, dijo Noonan. “Nos preocupaba que pudiera matar a otro agente del orden público si lograba salir de ese bosque. Y si no a ellos, a civiles. Por esa razón tuvimos que seguir presionando”.

No había ningún indicio de que alguien estuviera ayudando a Frein, quien estaba “muy bien preparado”, dijo Noonan.

‘Una celebración’  

El arresto de Frein terminó con la fuerte tensión que la región experimentó durante semanas.

Durante la búsqueda, se redujeron algunas de las actividades al aire libre y algunos niños de edad escolar no salían al recreo.

“Es simplemente emocionante y estamos felices. No salimos de la escuela durante semanas para el recreo”, le dijo la vecina Shannon Juirad a WNEP.

Y luego estaba el asunto de Halloween.

Al menos una comunidad, el municipio de Barrett, canceló el salir a pedir dulces mientras que seguía la búsqueda. En lugar de ello, les sugirieron a los niños que llegaran a un estacionamiento de la escuela para recoger dulces bajo la supervisión de la policía local y estatal.

Pero ahora que Frein está bajo custodia, los niños podrán salir a pedir dulces como de costumbre, dijo el presidente de la Junta Directiva del municipio de Barrett, Ralph Megliola.

“Estoy eufórico… ¡y justo a tiempo para Halloween!”   dijo Megliola.

Afuera de los cuarteles de la policía, los residentes llevaban un cartel que leía: “Bien hecho, Policía Estatal de Pensilvania” (PSP, por sus siglas en inglés). Los automovilistas bajaban la velocidad para también ofrecer palabras de aliento a la Policía Estatal de Pensilvania.

“Todos tenemos hijos y teníamos miedo de salir a la calle; teníamos miedo de hacer cualquier cosa”, le dijo una mujer a WBRE-TV, afiliada de CNN.

“Ni siquiera puedo explicar lo que estoy sintiendo en este momento; esto es impresionante. Estamos tan orgullosos de nuestra Policía Estatal de Pensilvania por su arduo trabajo”, dijo otro.

“Ahora es una celebración”, le dijo a WNEP una mujer que llevaba una playera que decía “orgulloso de Barrett”.

Anneclaire Stapleton, Miguel Marquez, Joe Sutton, Pamela Brown, Rob Frehse, Susan Candiotti, Shimon Prokupecz, Faith Karimi y Evan Perez de CNN contribuyeron con este reportaje.