Por Jethro Mullen

(CNN) — Un hombre australiano que "surfeó" el cadáver de una ballena rodeado de tiburones ha admitido que fue un "idiota" por intentar la temeraria hazaña.

El fin de semana, Harrison Williams, de 26 años, se encontraba en una excursión en bote con sus amigos frente a la costa de Australia Occidental cuando se encontraron con la ballena muerta.

"Al estar en el bote con los chicos, uno de mis compañeros pensó que sería muy divertido si surfeaba la ballena, así que lo hice", le dijo Williams a Seven Network, afiliada de CNN.

Él se lanzó al agua y trepó sobre el cadáver en descomposición.

Pero la alegría de sus amigos rápidamente se convirtió en horror cuando vieron a todos los tiburones que nadaban alrededor de la ballena, dándose un banquete con la carne de la misma.

"¡Hazza! ¡Hay tiburones allí! ¡Vuelve!", grita uno de sus amigos en un video de la singular escena.

'Mamá cree que soy un idiota'

Se informó que varios tiburones tigre y al menos un gran tiburón blanco se habían estado alimentando del cadáver.

Williams dijo que antes de saltar había visto a los tiburones, incluso al gran tiburón blanco. Pero eso no lo desanimó a dar el salto.

"Estaba demasiado ocupado comiéndose la ballena, así que no fue tan malo", le dijo a Seven Network.

Pero no todo el mundo estaba impresionado.

El Departamento de Pesca dijo que su comportamiento fue arriesgado e irresponsable, informó la Australian Broadcasting Corporation.

Y ninguno de los padres de Williams estaba muy complacido.

"Mamá cree que soy un idiota y mi papá tampoco está muy orgulloso", dijo.

Dijo que ahora está de acuerdo con su criterio y está "muy agradecido de estar vivo".

El cadáver representa una amenaza para la playa

Las autoridades dicen que no multarán a Williams por sus acciones debido a que la ballena estaba muerta y que no le quitó ninguna parte, informó Seven Network.

Luego del incidente, el cadáver ha sido arrastrado a una playa en Scarborough, un barrio de la ciudad de Perth y aparentemente atrajo tiburones con él.

Las autoridades informaron que han cerrado esa playa y otras dos playas cercanas, dado que se han visto tiburones en los alrededores.

Mientras tanto, Williams dice que no intentará hacer de nuevo una maniobra similar.

"Ya lo hice", dijo. "No necesito hacerlo de nuevo".