(CNN) — El huracán Vance, que intensificó sus vientos a categoría II durante el domingo, mantiene su trayectoria hacia las costas del Pacífico mexicano en el noroeste, lo que genera fuertes lluvias para toda la región.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que Vance tiene rachas de vientos de hasta 205 kilómetros por hora y por la tarde de este lunes se espera que avance hasta unos 550 kilómetros de Cabo San Lucas, aún en alta mar.

Además de que Baja California Sur tendrá las primeras lluvias por este temporal, los estados de Nayarit, Jalisco y Colima tendrán precipitaciones fuertes, mientras que la nubosidad también causará precipitaciones en Sinaloa, Durango y Chihuahua, según el SMN.

Hasta la mañana de este lunes, las autoridades de Protección Civil federal no han emitido alertas para los estados afectados por las lluvias de Vance. El SMN pidió a la población “continuar alerta a los avisos” que emiten las autoridades federales y locales.

Una imagen satelital de la Comisión Nacional del Agua mostraba que la nubosidad del ciclón cubre buena parte de la región noroeste del país.

La inestabilidad del tiempo en el país también se debe a la presencia del frente frío número 10 que tiene presencia desde Chihuahua a Sinaloa, y que lleva lluvias hasta Zacatecas, Aguascalientes y Coahuila.

También un canal de baja presión se ubica en el sureste del país. El pronóstico indica que habrá algunas lluvias en puntos de Veracruz, San Luis Potosí, Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Yucatán y Quintana Roo.

Y mientras Vance 'camina' por el Pacífico noroeste, una nueva zona de inestabilidad se formó la mañana de este lunes a 720 kilómetros al sur-suroeste de Acapulco, con una probabilidad de evolucionar a ciclón tropical en las siguientes 48 horas.