(CNN) - El presidente de EE.UU. Barack Obama reiteró su llamado al Congreso de aprobar una reforma integral de inmigración durante su primer pronunciamiento tras las elecciones intermedias del martes.

Obama dijo que tomará acciones ejecutivas para hacer lo que cree mejorará el proceso inmigratorio en el país.

El mandatario además aseguró que escuchó la frustración de los votantes que entregaron el control del Senado a los republicanos en una elección que se está viendo como un repudio a la Casa Blanca.

"Antes del fin de año, vamos a tomar cualquier acción legal que yo creo que puedan mejorar el funcionamiento de nuestro sistema inmigratorio", dijo el miércoles desde la Casa Blanca.

Obama dijo que está dispuesto a trabajar con los republicanos, a quienes —aseguró— "merecen crédito" por su desempeño en las elecciones, en las que los demócratas perdieron la mayoría del Senado y los republicanos aumentaron su poder en la Cámara.

"Si quieren que haya una ley, ya sea pronto o el otro año, entonces estoy ansioso para ver lo que tienen que ofrecer. Pero lo que no voy a hacer es esperar. Creo que es justo decir que he demostrado mucha paciencia".

"Los escucho"

"Para aquellos de ustedes que votaron, los escucho", dijo Obama. Para aquellos que no votaron, "yo también los escucho."

El mandatario dijo que todas las elecciones ofrecen un "momento de reflexión", pero se negó a decir que fue una "paliza" como lo ha hecho en el pasado para calificar la magnitud de la derrota.

"No hay duda de que los republicanos tuvieron una buena noche", dijo Obama.

La elección dejó a los republicanos con un sólido control del Congreso y la obtención de al menos 52 escaños en el Senado y la mayoría más grande en la Cámara de Representantes desde la Segunda Guerra Mundial, según las proyecciones de CNN.

Obama dijo que es probable que tome acciones que a los legisladores no les gustará, pero también marcó los posibles acuerdos, incluyendo la reforma fiscal.