(CNN) — La auxiliar de enfermería Teresa Romero dejó el hospital este miércoles después de vencer al ébola; con un semblante débil pero feliz dio las gracias a las personas que cuidaron de ella.

Romero Ramos fue recibida con aplausos mientras ofreció una conferencia de prensa acompañada de su esposo. Aseguró que está lista para hacer lo necesario para ayudar a otros que tienen ébola donando su sangre o plasma.

"Soy un milagro" al superar el contagio, dijo Teresa Romero y agregó que aún desconoce qué falló o si hubo alguna falla en los procedimientos para tratar al primer paciente con el virus en España.

La española se contagió al tratar a un sacerdote de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios enfermo de ébola, que fue repatriado desde Sierra Leona y falleció días después.

La auxiliar de enfermería dio negativo a varios análisis que se le aplicaron desde octubre.

Teresa Romero dijo que a partir de este miércoles, la información sobre su salud y acciones a seguir las informarán sus abogados.

El esposo de Romero también intervino en la breve conferencia y mencionó al perro Excálibur, la mascota de la pareja. "Se ha perdido una oportunidad" de investigar cómo reacciona el virus en animales, dijo.

El perro Excálibur fue sacrificado por una sospecha de contagio con el virus del Ébola.