CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Música

A Jay Z le gustó un champán de 300 dólares, así que compró la empresa que lo produce

Por (CNNEspañol.com)

Por Alanna Petroff, CNNMoney

(CNNMoney) — El magnate de la música Jay Z, ha adquirido lo que podría describirse como la empresa de champán más ostentosa del mundo: Armand de Brignac.

La compañía de champán Armand de Brignac, la cual vende sus brillantes botellas doradas a un precio de aproximadamente 300 dólares cada una, ha sido durante mucho tiempo la favorita del artista de rap y fue promovida en uno de sus videos en el 2006.

A menudo se le ha visto en fotos bebiendo el champán con su esposa Beyoncé Knowles y, como todos saben, la pareja presentó una recaudación de fondos para el presidente Obama que mostraba una pared con cientos de botellas de Armand de Brignac.

LEE: Beyoncé, la mujer mejor pagada en el mundo de la música

El propietario de la marca, Sovereing Brands con sede en Nueva York, confirmó la venta esta semana. El precio de la transacción no fue revelado.

El champán, también llamado “Ace of Spades”, es producido y comercializado por un viñedo de propiedad familiar en Francia, cuyos orígenes se remontan a 1763. La compañía tiene menos de 20 empleados.

Botellas de champán Armand de Brignac.

Jay Z solía ser fanático del champán Cristal, pero eso cambió en 2006, cuando la revista The Economist publicó comentarios despectivos de Frederic Rouzaud, presidente de la empresa que produce el mismo.

Cuando The Economist le preguntó si los artistas de hip-hop desvalorizaban la marca de calidad superior, Rouzaud respondió: “¿Qué podemos hacer? No podemos prohibir que la gente lo compre”.

Cuando Jay Z se enteró de los comentarios, inmediatamente dejó de beber Cristal y cambió a Armand de Brignac.

“Usábamos su marca como un indicador de lujo y ellos tenían publicidad gratuita y credibilidad cada vez que la mencionábamos”, escribió en su libro “Decoded” en el año 2010. “Estábamos comerciando distinción. Pero ellos no lo vieron de esa manera”.

Shawn Carter, de 44 años y originario de Nueva York, saltó a la fama a través de su música y ahora tiene intereses comerciales en la moda, el entretenimiento y los deportes.

Forbes lo clasifica entre las celebridades más poderosas del mundo, junto a Oprah Winfrey y LeBron James. Pero su esposa Beyoncé encabeza el ranking de Forbes y fue nombrada recientemente como la mujer con mayores ingresos en la industria de la música después de ganar 115 millones de dólares en el 2014.