CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

Padrastro de Michael Brown durante la manifestación: “¡Quemen esta p***!”

Por (CNNEspañol.com)

Por Ray Sanchez, CNN

(CNN) — El padrastro de Michael Brown consoló a la madre del adolescente fallecido tras el controversial anuncio del gran jurado de no acusar al policía que le disparó. El hombre luego se dirigió a los manifestantes en Ferguson diciendo “Quemen esta p*** m****” y “¡Quemen esta p****!”, según un video del New York Times.

Los comentarios del padrastro de Brown, Louis Head, se produjeron poco después del brote de ira de algunos manifestantes tras la decisión del jurado.

Varios negocios en la Avenida West Florissant, una vía principal del suburbio de St. Louis, fueron incendiados en la noche del lunes. Autos de policía y vehículos de un distribuidor cercano también fueron incendiados. Había tantas llamas que los bomberos no podían alcanzarlas todas.

LEE: Las calles de Ferguson arden tras la decisión no acusatoria por la muerte de Michael Brown

En el video de New York Times, la madre de Brown, Lesley McSpadden, se ve dentro de la multitud en Ferguson.

McSpadden le habla a la multitud brevemente, diciendo que ha vivido en la comunidad toda su vida y nunca había experimentado nada como eso.

“No le hago nada a nadie”, dijo, llorando sin control y tapando su rostro con las manos. Head la consuela.

Gritos de “P*** policía” se escuchan entre los manifestantes.

CNN intenta contactar a Head para obtener una declaración.

Las palabras del padrastro contrastan a las del padre del joven, Michael Brown Sr., quien dijo la semana pasada que “destruir propiedades no es la respuesta”.

“Aunque entendemos que muchos otros comparten nuestro sufrimiento, pedimos que canalicen su frustración en formas que hagan un cambio positivo. Debemos trabajar juntos para arreglar este sistema que permitió que esto ocurriera”, dijo la familia en un comunicado.

Y en una conferencia de prensa el martesEl abogado de la familia Brown, Benjamin Crump, calificó como “completamente injusto” el proceso del jurado que decidió no acusar a un policía por la muerte del adolescente negro Michael Brown, además de que criticó la actuación del fiscal encargado del caso.

“Nosotros objetamos (el proceso) tan fuerte como podamos, en nombre de la familia de Michael Brown Jr., pues este proceso está roto. El proceso debe ser cuestionado debido a los continuos y sistemáticos resultados que produce este proceso”, dijo Crump en una conferencia de prensa.

Criticó el trabajo del fiscal del condado de St. Louis, Robert McCulloch, pues dijo que le permitió al policía Darren Wilson hablar durante cuatro horas, pero hizo muy poco para interrogarlo.

“Nadie cuestionó al policía”, dijo el abogado.

“Un estudiante de primer año hubiera hecho mejores preguntas”, dijo Crump.

La noche del lunes, el fiscal McCulloch anuncio la decisión del gran jurado de no imponer cargos contra Wilson, policía de Ferguson, quien el 9 de agosto causó la muerte a tiros de Brown.

“Nosotros objetamos este proceso porque por todo Estados Unidos la gente joven de color está siendo matada por los policías y los fiscales reúnen este jurado indagatorio con prejuicios y continúa produciendo los mismos resultados”, dijo Crump.

La familia espera que el “legado” del caso de Michael Brown sea una ley que lleve su nombre, y que obligue a los policías a portar cámaras adheridas a su cuerpo para que haya evidencias claras sobre los incidentes con los detenidos y no seguir “el jueguito de memorias y dichos”, dijo Crump.

El reverendo Al Sharpton, un activista por los derechos civiles en Missouri, rechazó el manejo del fiscal McCulloch, pues, con base en su experiencia, “nunca había visto una conferencia de prensa donde un fiscal estuviera para desacreditar a la víctima, una persona que no se podía defender”, dijo.

“Nos han roto el corazón, pero no nos han roto la columna vertebral. Nosotros vamos a continuar, vamos a perseguir la justicia”, dijo Sharpton.

Más de 100 protestas en EU

Un día después del anuncio del veredicto, gente de todo Estados Unidos hizo planes para expresar su enojo este martes por la decisión de un gran jurado de no acusar al policía que disparó y mató al adolescente.

A partir de este martes por la mañana, más de 110 protestas fueron planeadas en 34 estados de Estados Unidos, Washington, DC, y Canadá, de acuerdo con información de un sitio creado para ayudar a organizar las manifestaciones.

En Washington, DC, el martes, los manifestantes se colocaron en una acera frente a la sede de la policía como si estuvieran muertos, según el reportero Nikki Burdine.

Algunos tenían notas escritas a mano en el pecho: “Las vidas de los negros importan”, una referencia al origen racial de Brown, quien murió por los disparos del policía blanco Darren Wilson.

La protesta fue similar a la del lunes por la noche frente a la Casa Blanca.

En Nueva York, una multitud acompañada por la policía se abría paso a través de la ciudad, reuniendo a más de 1,000 personas en Times Square antes de dirigirse hacia el Upper West Side.

La policía arrestó a un hombre de Brooklyn de 21 años, después de que presuntamente arrojó líquido rojo parecido a la sangre al comisario de policía William Bratton, mientras el oficial caminaba a través de Times Square, informó la filial de CNN, WABC.

La tarde del lunes, cerca de 200 personas acudieron a Union Square, blandiendo pancartas que decían, “policías asesinos a la cárcel”.

Las emociones se desbordaron en Filadelfia, también. Dos personas fueron detenidas, según WPVI. Los manifestantes fueron arrestados cuando una multitud trató de marchar en la Interestatal 95, dijo la estación.

En Oakland, California, dueños de tiendas pusieron letreros en sus ventanas que decían: “Apoyamos a Michael Brown”, mientras manifestantes salieron a las calles.

Una multitud llenó la intersección en la 14 y Broadway, y algunos manifestantes se acostaron para formar figuras de personas muertas. Más tarde, se fusionaron en la Interestatal 580, lo que cerró el tráfico.

En Seattle, el enojo se volvió a la violencia cuando los manifestantes arrojaron botellas, piedras y latas de comida y dispararon un poderoso fuego artificial hacia la policía, de acuerdo con la filial de CNN, KIRO. Cinco personas fueron detenidas, dijo la emisora, citando a la policía.

“La misma historia de siempre, por ser negro no es un crimen”, gritaban los manifestantes, informó KIRO.

En Los Ángeles, una ciudad aún marcada por las revueltas de 1992, los manifestantes silenciosos organizaron una manifestación similar en la intersección de La Brea y Wilshire. Un grupo también se reunió delante del capitolio de Colorado en Denver pidiendo la no violencia, reportó KMGH.

El Chicago Tribune informó que alrededor de 200 manifestantes se reunieron frente a la sede de la policía de la ciudad, gritando “¡Somos Mike Brown!” y “Yo soy Mike Brown!”.

También llevaban pancartas, informó el periódico, con frases como “no detenerse hasta que se haga justicia”, “cerdos asesinos deben pagar” y “alto a los policías asesinos racistas”.

Más tarde, marcharon por el centro antes de detenerse en el State of Illinois Center, donde cantaron en megáfonos. La policía de Chicago se apresuró a contenerlos.

Las protestas en todo el país parecían ser en gran medida pacíficas, en comparación con las escenas que se desarrollan en Ferguson. Allí, los manifestantes incendiaron vehículos de la policía y los oficiales dispararon gases contra la multitud.

Miguel Marquez y Bill Kirkos contribuyeron con este reporte.