CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mundo

El grupo radical somalí Al Shabab asesina a 36 trabajadores no musulmanes en Kenia

Por Álvaro Valderrama

Por Holly Yan

(CNN) — Militantes de Al-Shabaab asaltaron una cantera en Kenia, separando a los trabajadores no musulmanes de sus contrapartes musulmanes y los ejecutaron.

Al menos 36 cuerpos fueron hallados el martes en la cantera en el pueblo de Kormey, cerca de la frontera con Somalia, dijo la Cruz Roja de Kenia.

Al-Shabaab dijo que el ataque fue una represalia por las incursiones en las mezquitas que las fuerzas de seguridad kenianas llevaron a cabo el mes pasado para eliminar a extremistas.

Kormey está a unos 15 kilómetros de la ciudad fronteriza de Mandera, en un área donde se sabe que operan los militantes de al Shabaab que tienen su base en Somalia.

El mes pasado, los militantes islamistas emboscaron un autobús en Kenya y abrieron fuego contra quienes fallaron al recitar versos del Corán, mataron al menos a 28 personas, dijeron las autoridades.

El autobús, que tenía 60 personas a bordo, se dirigía desde Mandera a la capital Nairobi.

El grupo dice que los últimos ataques son una respuesta a la incursión de la policía en varias mezquitas en la ciudad portuaria de Mombasa, tras el hallazgo de explosivos en una.

“Nuestras fuerzas muyahidín (personas que realizan la yijad) siempre están dispuestos a lanzar ataques transfronterizos mortales frecuentes contra Kenya como una venganza”, dijo el grupo en un comunicado.

Renuncia el jefe de la Policía Nacional

Luego de la noticia del ataque en la cantera, el presidente keniano Uhuru Kenyatta dijo que aceptó la renuncia del jefe de la policía nacional del país, David Kimaiyo.

Kenyatta dijo que los recientes ataques constituían “una guerra, y una guerra que tenemos que ganar”.

El ataque del martes fue rápidamente condenado, y la mezquita Jamia de Nairobi, la más grande del país, la calificó como una “táctica bestial”.

“Este incidente lamentable y feo no debe utilizarse para dividir la amada paz de los kenianos, que han vivido en armonía durante siglos entre líneas étnicas o religiosas”, dijo la mezquita en un comunicado, “debe llevarnos a reflexionar sobre la mejora de la seguridad del país”.

Al Shabaab, que tiene vínculos con al Qaeda, ha lanzado una serie de ataques en Kenya desde que sus fuerzas entraron en la vecina Somalia en 2011 para combatir a los extremistas.

Soldados kenianos han atacado escondites militantes en toda Somalia, lo que provocó ataques de represalia del grupo terrorista.

El año pasado, al Shabaab asaltó un centro de Nairobi en un ataque que mató a 68 personas y dejó a los visitantes del lugar en estado de sitio por días.

Además de Kenya y Somalia, el grupo terrorista ha golpeado Uganda, donde murieron más de 70 personas reunidas para ver una emisión del partido de la final de la Copa Mundial en Kampala en 2010.

A medida que los ataques se vuelven más atrevidos, la comunidad internacional se ha unido para combatir a los militantes.

En septiembre, un ataque aéreo estadounidense mató al líder de al Shabaab, Ahmed Godane. El grupo terrorista después lo reemplazó y juró vengar su muerte.

Faith Karimi, Andrew Carey y Omar Nor contribuyeron con este reporte.