Por Emily Jane Fox, CNNMoney

(CNNMoney) - Julien's Auctions, en Beverly Hills, puso a subasta este viernes un trozo del pastel de frutas que le dieron a los invitados en la boda real de Guillermo y Catalina en 2011, el cual fue vendido a la casa de remates por uno de los invitados.

El pastel, de ocho capas, tardó cinco semanas en confeccionarse y, según el pastelero, sabe mejor 13 meses después de horneado. Además, viene en una lata junto a una invitación de boda en blanco escrita en papel con el membrete de la reina.

La casa de subastas espera que se venda por un precio de entre 1.000 y 2.000 dólares. Hace varios años, Julien's vendió un pedazo de pastel de la boda de los padres de Guillermo, el príncipe Carlos y la princesa Diana, por un poco más de 6.000 dólares, según el director ejecutivo de la casa, Martin Nolan. En aquel entonces, el pastel matrimonial tenía 27 años.

La subasta del viernes también incluye cinco de los vestidos de Diana, cuyo precio se calcula entre 60.000 y 100.000 dólares.

Según Nolan, Diana vendió estos vestidos en una subasta en 1997, unos meses antes de morir en un accidente de auto, por sugerencia de Guillermo, quien le dijo que podría donar las ganancias a una obra benéfica. Entonces los vestidos se vendieron por un precio de entre 5.000 y 18.000 dólares, y los han mantenido en muy buenas condiciones.