(CNN) — La NASA lanzó este viernes con éxito la nave Orion desde el Complejo de Lanzamiento Espacial en Cabo Cañaveral, Florida, después de que el primer intento se pospusiera por un problema en una válvula.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Orion subió a una altitud de unos 5.800 kilómetros (unas 15 veces más alto que la Estación Espacial Internacional), giró dos veces alrededor de la Tierra y terminó cayendo en el Océano Pacífico a las 11:29 de la mañana, hora del este: tras un vuelo de 4 horas y 24 minutos.

Este primer vuelo no llevó astronautas, pero si hará que la NASA regrese al negocio de las aeronaves tripuladas. Estados Unidos tuvo que pagar a la agencia espacial de Rusia para lanzar astronautas a la estación espacial desde que el programa de lanzamiento al espacio concluyera en 2011.

El módulo de tripulación de Orion está diseñado para llevar a cuatro personas en una misión de 21 días.

Pero podría llevar hasta seis astronautas para misiones más cortas. En comparación, las cápsulas de Apolo están diseñadas para tres astronautas y pueden estar de 6 a 12 días en el espacio. La nave Orion fue lanzada en un cohete United Launch Alliance Delta IV Heavy, el más largo de su tipo que actualmente está disponible. La NASA está construyendo su propio sistema de lanzamiento para Orion.

A pesar de que los primeros vuelos de Orion no llevarán personas consigo, no va vacía.  Lleva en su interior los nombres de más de un millón de personas, conglomeradas en un diminuto microchip.

Plaza Sésamo envía algunos mementos para inspirar a los estudiantes sobre vuelos espaciales, incluyendo una galleta del Monstruo Comegalletas y un pato de hule de Enrique. También va dentro de Orion una manguera de oxígeno del traje espacial de Apolo 11 y una pequeña muestra de suelo lunar. Un fósil de Tyrannosaurus Rex del Museo de Ciencia de Denver también está a bordo.