Por Kathryn Vasel, CNNMoney

(CNNMoney) - Brooklyn se conoce como el distrito de los hipsters, las cervecerías al aire libre y Coney Island. Pero ahora tiene un nuevo título: el lugar más inasequible para vivir en Estados Unidos.

Según un informe de RealtyTrac, los residentes del distrito de Nueva York tendrían que gastar casi el 98% del ingreso promedio para comprar una casa de precio medio de 615.000 dólares en esa zona.

"Es poco probable que una persona con ingreso promedio compre ahí. Por eso en Brooklyn la tasa de propiedad de viviendas es tan baja", dijo Daren Blomquist, vicepresidente de RealtyTrac.

El informe muestra que, más de seis años después de que el mercado de la vivienda se desmoronara, uno de cada cinco condados en Estados Unidos es menos asequible que su registro histórico.

Pero eso no significa necesariamente que haya otra burbuja en el mercado de la vivienda.

"No decimos que sea otra burbuja, pero es una de las señales de una posible burbuja en los mercados donde los precios están por encima de lo que ha sido normal en el pasado", explicó Blomquist.

El último informe de la empresa de bienes raíces identificó 98 condados (21% de los 475 condados analizados) donde, en octubre, pagar una casa requiere más porcentaje de salario que el promedio histórico del condado.

En general, la compra de una casa de precio normal en octubre requería, en promedio, del 26% del ingreso medio, mucho menos que el 41% en el mes pico de cada condado durante la burbuja inmobiliaria.

Al principio de la lista de mercados inasequibles estaba Brooklyn, seguido por los condados de San Francisco, San Mateo y Alameda en el área metropolitana de San Francisco.

Se identificaron seis condados que eran aún menos asequibles comparados con el tiempo de la burbuja inmobiliaria de 2005-2008, entre ellos el condado de Suffolk en el área metropolitana de Boston y el condado de Travis alrededor de Austin. "Estos mercados están en riesgo... si la apreciación del precio no aminora la velocidad se encontrarán dentro del territorio de la burbuja", señaló Blomquist.

El aumento en los precios ha sido bueno para el mercado inmobiliario pero esto podría llegar a ser algo perjudicial. El informe de RealtyTrac mostró que 12% de los condados tenía un precio medio por vivienda en octubre superior al promedio en el pico de la burbuja de 2005-2008.

Los salarios han permanecido estancados durante la secuela de la recuperación, lo que hace difícil que los compradores –en especial los primerizos– entren al mercado.

"Para la salud a largo plazo del mercado es necesario que haya una pausa en los precios de la vivienda. Tienen que tomar un respiro para que el resto de la economía se ponga al día", dijo Blomquist.