Por Andrés López, para CNN

Quito (CNN Español) - Nueve de los 12 presidentes que conforman la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) llegaron al norte de Quito para inaugurar la sede del organismo, un moderno conjunto arquitectónico de 19.500 metros cuadrados construido junto a la ciudadela Mitad del Mundo, un centro turístico al norte de Quito por donde cruza el paralelo cero.

Los mandatarios de Argentina, Venezuela, Colombia, Paraguay, Bolivia, Surinam, Brasil, Guyana y Ecuador asistieron al encuentro, calificado como la cumbre de la integración, mientras que los de Perú, Uruguay y Chile, excusaron su ausencia.

Unasur se constituyó en 2008 y desde entonces ha enfrentado tropiezos que han detenido el ritmo de la integración.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa,  habló de una “nueva etapa” de Unasur.

"Debemos ser más eficientes y eficaces en la construcción de la integración. Se cometieron unos errores de origen, el máximo organismo de Unasur es el Consejo de Presidentes, luego viene el Consejo de Cancilleres, luego viene el Consejo de Delegados y luego la Secretaría general; en todos esos cuerpos las decisiones se tienen que tomar por unanimidad, lo que da capacidad de veto a cualquier país y así es muy difícil de avanzar", dijo Correa.

Según los constructores del edificio sede de Unasur, es una estructura inteligente con la tecnología más avanzada. Su costo fue de 43 millones de dólares.

"Este edificio no es para el secretario general de Unasur. Tampoco lo es para ninguno de los presidentes que hoy estamos ni de los que nos sucederán. Este edificio tiene como destinatario a las generaciones, a los jóvenes de la Unasur, a esos miles y miles y de jóvenes que se han comenzando a incorporar en la actividad política como lo habíamos hecho mi compañero y yo", declaró la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner.

https://www.youtube.com/watch?v=R6d72Z7_Ioo

Los retos que se ha planteado Unasur, entre otros, tienen relación con facilitar la movilidad entre países, desarrollar proyectos energéticos, la creación del Banco del Sur, homologar leyes que permitan a los ciudadanos del continente estudiar y trabajar sin trámites engorrosos y la creación de un tribunal de justicia.

Como acto final de la inauguración, se procedió a develar una estatua del expresidente argentino y primer secretario general de Unasur, Néstor Kirchner.