(CNN Español) - La Procuraduría General de México confirmó este domingo que el ADN de los restos óseos analizados en un laboratorio de Austria corresponden a uno de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala el 26 de septiembre.

Los restos, hallados en el basurero de Cocula, son los del joven Alexander Mora, dijo el procurador Jesús Murillo Karam.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Un fragmento óseo, recolectado por forenses argentinos, fue enviado al laboratorio en Austria, en donde tras un estudio comparativo con el material genético de los familiares se confirmó la identidad del joven.

Según Murillo, las autoridades cuentan con más evidencias que –aseguró– serán presentadas primero a los familiares. El procurador afirmó que la investigación se mantendrá abierta hasta que detener a todos los culpables.

Por su parte, los familiares de Alexander Mora se resisten a creer en su muerte.

Es el primero de los 43 normalistas desaparecidos en septiembre cuyos restos son identificados.

Los sospechosos detenidos en relación con el caso llevaron a la policía hasta un basurero donde dicen haber quemado los cuerpos.

Los 43 estudiantes desaparecieron 26 de septiembre después de ser interceptados por la policía cuando viajaban en autobuses a la localidad de Iguala. Los normalistas, que estudiaban para ser maestros, acudían a protestar a un discurso que iba a dar la esposa del alcalde.

Pero un violento enfrentamiento con la policía, que trataba de impedir su llegada, dejó seis muertos, entre ellos otros tres estudiantes.

Las autoridades creen que los estudiantes fueron capturados por la policía en Iguala y entregados a la banda criminal Guerreros Unidos en territorio del narco y luego ejecutados en Cocula, a 14 kilómetros de distancia.

Los delincuentes detenidos vinculados a este caso aseguraron que quemaron los cuerpos y los arrojaron algunos de ellos a un río, dicen las autoridades.