Por María Santana, CNN

Nueva York (CNN Español) - En medio de fotógrafos, así como de gritos y aplausos de sus admiradores, los duques de Cambridge llegaron a Nueva York este domingo para su primera vista oficial a la 'Gran Manzana'.

Durante este viaje de tres días, el príncipe Guillermo y su esposa Catalina tienen previsto asistir a varios eventos con líderes políticos, celebridades y otras personalidades.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.
Este lunes, Guillermo se separó durante un par de horas de la duquesa y viajo a Washington para reunirse con el presidente Barack Obama antes de dar un discurso ante el Banco Mundial sobre el tráfico ilegal de animales salvajes.

Según la Casa Blanca, el príncipe bromeó con Obama sobre el "caos" que rodeó el nacimiento de su primer hijo, el príncipe Jorge, y lo que le espera el próximo año cuando Kate dé a luz a su segundo hijo.

Mientras tanto, la duquesa, que presume de varios meses de embarazo, recorrió el Centro Northside para el Desarrollo Infantil en Harlem junto a la primera dama de la ciudad de Nueva York, Chirlane McCray. La organización sin fines de lucro ofrece servicios de educación y de salud a mas de 3.000 familias. Ambas ayudaron a los niños del lugar a envolver regalos de Navidad.

Luego, la pareja tenía previsto ir a un partido de baloncesto de la NBA entre los Nets de Brooklyn y los Cavaliers de Cleveland

Se espera que el martes Guillermo y Catalina visiten el Museo de Recordación del 11 de Septiembre y en la noche asistan a una cena de gala en el Museo Metropolitano de Arte para recaudar fondos. En la agenda hay otros eventos exclusivos junto a Hillary y Chelsea Clinton y el actor Tom Hanks, antes de regresar a Gran Bretaña.

La primera visita de la duquesa Catalina de Cambridge a Nueva York ha generado gran expectativa tanto entre los fashionistas que estarán pendientes de todos sus vestuarios como entre aquellos que recuerdan la huella que dejó la madre de Guillermo, la princesa Diana, en sus viajes a esta ciudad. Y aunque todos esperaban ver al pequeño Jorge, en esta ocasión el principito se quedó en casa con sus abuelos.