LeBron James usa camiseta de "No puedo respirar" en protesta por caso Eric Garner

Por Catherine E. Shoichet, Holly Yan y Joe Sutton, CNN

(CNN) — Antes de que los Nets de Brooklyn y los Cavaliers de Cleveland se enfrentaran en una cancha de basquetbol este lunes por la noche, varios jugadores ya estaban anotando puntos con los manifestantes que estaban afuera del recinto.

Mientras calentaban para el juego, Lebron James y Kyrie Irving de los Cavaliers de Cleveland fueron algunos de los jugadores que llevaban puestas playeras que decían: “No puedo respirar” –las últimas palabras de Eric Garner, un hombre negro que murió ahorcado por un policía en Nueva York- que ha sido la frase de protesta por este hecho.

Afuera del centro Barclays, una multitud de manifestantes llenaron las calles, gritando “tengo las manos arriba, no dispares” y “las vidas de los negros importan”.

La multitud irrumpió en júbilo luego de que un organizador de las protestas les comentara el gesto de los jugadores con sus playeras.

Los activistas amenazaron con interrumpir la visita del Duque y la Duquesa de Cambridge, que están visitando Nueva York.

El presidente del equipo de Brooklyn, Eric Adams, dijo que las autoridades están listas para las manifestaciones.

“No hay nada más estadounidense que tener el derecho de expresar lo que sientes”, comentó.

“Queremos que estas protestas sean constructivas y no destructivas. Lo que vimos en St. Louis, no queremos que ocurra aquí en Brooklyn”.

Esta fue una de varias manifestaciones que se llevaron a cabo este lunes por la noche, en el quinto día de protestas continuas días después de que un gran jurado de la ciudad de Nueva York optara por no culpar a un oficial de policía por la muerte de Eric Garner y dos semanas después de que un gran jurado decidiera no presentar cargos contra el oficial de policía blanco Darren Wilson por la muerte del joven negro Michael Brown.

En Washington, los manifestantes protestaron contra la violencia tirándose en el concreto para bloquear varias calles de la Casa Blanca, provocando congestionamiento vial.

Los manifestantes gritaban “las vidas de los negros cuentan”, y “fuera de la banqueta, hacia las calles”.