¿Un inversionista adolescente con 72 millones de dólares? Esta es la verdadera historia

Por Tom Kludt, CNNMoney

(CNNMoney) - No pasó mucho tiempo antes de que el artículo publicado por New York Magazine sobre un genio de las acciones de 17 años causara sensación. Según se dice, el joven tiene un patrimonio neto de 72 millones de dólares. Pero con la misma rapidez se desvaneció el llamativo argumento.

Jessica Pressler escribió el perfil de Mohammed Islam, un estudiante de último año de la Escuela Secundaria Stuyvesant en Manhattan, para un artículo titulado "Razones para amar Nueva York".

Luego de darle un vistazo anticipado al artículo de Pressler, el New York Post publicó la inverosímil historia en su portada del domingo. Para el lunes por la mañana, la historia de Islam era una de las más populares en Facebook.

Luego se derrumbó. En una entrevista con el New York Observer  publicada el lunes por la noche, Islam admitió que él inventó toda la historia y en realidad nunca ha obtenido ninguna rentabilidad sobre alguna inversión. "Así que, ¿todo es ficción?", preguntó el Observer. "Sí", dijo Islam. (Actualizado)

El lunes temprano, Josh Brown de CNBC tenía la inquietud sobre si Islam estaba engañando a "una prensa demasiado ansiosa y dispuesta a creer".

Pressler, quien se unirá una unidad de investigación financiera de Bloomberg News el próximo año, objeta la descripción hecha por Brown.

"Sigo pensando que el artículo es lo suficientemente escéptico", le dijo a CNNMoney el lunes por la tarde. "La historia dice: 'Este es un rumor; saca tus propias conclusiones".

En el artículo de la revista New York, Pressler escribió que la cantidad de dinero es "increíble", aunque también dijo que "como dicen los rumores, esta parece ser legítima". Más tarde, Pressler escribió que Islam "confirmó que su patrimonio neto se encuentra entre las 'cantidades más altas de ocho cifras'".

Ella dijo que Islam proporcionó un estado de cuenta bancario a un verificador de datos de una revista de Nueva York y que el adolescente efectivamente tiene "una cantidad obscena de dinero en su cuenta".

"Creo que ese chico es un verdadero ganador", dijo.

Pressler dijo que el problema se derivó del titular original del artículo: "Un estudiante de último año de Stuyvesant obtuvo 72 millones de dólares invirtiendo en la bolsa durante la hora de almuerzo".

Pressler dijo que ella no lo escribió. "Siento que el titular era bastante superficial. Me siento cómoda con lo que realmente contiene el verdadero artículo".

Desde entonces el título fue cambiado en línea a: "Un estudiante de último año de Stuyvesant ganó millones en el comercio de acciones. Su fondo de cobertura queda abierto en cuanto cumpla los 18 años".

La idea de que una persona, no digamos un adolescente, pueda obtener 72 millones de dólares en el negocio de las acciones era cuestionable.

Business Insider hizo su propia presentación de informes el lunes y al final se enteró por una "fuente que conoce bien la historia" que la cifra está fuera de lugar. El Club de Inversión de la escuela secundaria de Islam le dijo a Business Insider que realizó las "debidas diligencias" y descubrió que "estas afirmaciones son falsas" y que habían sido promocionadas por "los medios de comunicación con el interés de causar sensacionalismo".

Luego, Islam terminó de desmentir los rumores sobre la cifra, diciéndole el lunes a CNBC que ni siquiera sabe quién inició el rumor. También estuvo en desacuerdo con el relato de Pressler. "La forma en que nos representaron no es lo que somos", dijo Islam, según CNBC.

En una declaración para CNBC, la revista New York defendió el informe de Pressler, señalando que se cambió el titular y el hecho de que el "artículo en sí no especifica una cantidad".

No es difícil ver por qué la historia inicialmente capturó tanta atención. Pressler siguió a Islam y a un par de amigos de éste mientras cenaban caviar y jugo de manzana recién exprimido. Existe una referencia casual a un "tipo con fondos de cobertura" que quiere darles a los tres jóvenes 150 millones de dólares para invertir.

Ellos hablaron con mucho respeto sobre los hermanos Koch y "El lobo de Wall Street", colocando a Islam en el personaje de Jordan Belfort.

Pero Pressler parecía desconcertada debido a todo el escrutinio.

"¿Mantenerlo según los estándares de una publicación financiera? Simplemente se trata de algo diferente", dijo. "Esto no le resta importancia al hecho de que él haya mentido".

"Si él mintió, entonces mintió", añadió ella. "Pero solo quiero dejar en claro que nosotros no creímos esta mentira al 100%. Eso simplemente no es lo que sucedió".

En su opinión, todavía valía la pena escribir algo sobre la historia.

"La historia es la razón para amar Nueva York", dijo. "Y llegué a amar el hecho de que estos chicos se desplazan por la ciudad con estos grandes sueños. Solo puede suceder en Nueva York... estos chicos comiendo caviar, hablando de cómo van llegar a ser los nuevos hermanos Koch. Parece un ambiente único de Nueva York".

New York Magazine emitió una disculpa pública a sus lectores el martes en la mañana, reconociendo que sus editores fueron "embaucados" por el adolescente.

"Nuestro proceso de confirmación de datos fue obviamente inadecuado; asumimos completa responsabilidad y debimos haber tenido mejor criterio. New York se disculpa con nuestros lectores", dice la nota.