(CNN Español) - Los combatientes de ISIS en Siria claman haber derribado un avión jordano de la coalición que encabeza Estados Unidos.

Si bien sí está confirmado que el grupo capturó y mantiene como rehén al piloto de la aeronave, todavía no está claro quien fue realmente el responsable del derribo del caza. Fuentes militares de Washington dicen que no fue ISIS quien lo hizo.

ISIS capturó al piloto de origen jordano el miércoles cuando su avión se estrelló por causas aún no confirmadas en una región en poder del grupo en el norte del Siria.

El autodenominado Estado Islámico afirma que fue unos de los misiles quien selló la suerte de la aeronave. Y respaldan su teoría con supuestas imágenes del derribo publicadas en internet.

Por su parte, el padre del piloto jordano capturado apela a la religión para que su hijo reciba un buen trato. Le ha recordado a sus captores que, al igual que ellos, el rehén que tienen en sus manos es musulmán.

“Ahora está en las manos de los combatientes de ISIS y no quiero describirlo como un rehén. Diré que es un invitado. Él es un invitado entre nuestros hermanos en el Estado Islámico de siria. Les pido en nombre de Dios y lo pido con la dignidad del profeta Mahoma, la paz sea con él, que lo reciban como un invitado y lo traten bien”, dijo el padre.

Desde su captura este miércoles no se ha tenido noticias del piloto.

El avión se estrelló cerca de la ciudad siria de Raqqa, bastión de los yihadistas.

El ejército jordano ha prohibido publicar cualquier información relacionada con el oficial capturado.

Según datos de Estados Unidos, más de 40 países participan, de una manera u otra, en la coalición contra ISIS.

Mientras un grupo participa en operaciones militares directas en Siria e Iraq, otro colabora discretamente en distintos planos como el diplomático, el de inteligencia, asistencia militar, lucha contra el reclutamiento y redes financieras de ISIS.