CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Huracanes

Huracanes

Más de 132.000 evacuados por las inundaciones en Malasia

Por CNN en Español

(CNN) — A pesar de los estándares Malasia, esta inundación es una de las mayores jamás vividas en el país asiático. Los barrios se convirtieron en islas rodeadas por un mar de agua marrón. Las calles quedaron convertidas en ríos y los automóviles fueron arrastrados por la corriente. Más de 132.000 personas fueron evacuadas en Malasia por las inundaciones, según la agencia de noticias oficial, Bernama.

Las fuertes corrientes y la electricidad interrumpida están sembrando el caos en la zona, según explicó a los periodistas, el primer ministro Datuk Seri Najib Tun Razak.

«El suministro de agua potable no puede reestrablecerse de momento y las víctimas refufiagas en los centros de ayuda temporales permanecen sin suministro eléctrico», dijo, según Yonhap.

Las inundaciones que están devastando Malasia comenzaron hace más de una semana. Si bien la región está acostumbrado a los monzones, el «monzón del noreste» que se ha apoderado de Malasia, Indonesia y el sur de Tailandia es especialmente duro.

El meteorólogo Derek Van Dam explicó el sábado a CNN cómo funciona:»Las fuertes altas presiones avanzan creciendo a lo largo de Europa del Este y China y se fortalecen con vientos del noreste del Mar del Sur de China, con lo que las precipitaciones más pesadas azotan Malasia, Indonesia y el sur de Tailandia».

Y se va a poner peor. Otros 100 milímetros de lluvia podrían caer en los próximos dos días cerca de la frontera con Malasia y Tailandia, dijo.

«Eso deja abiertas todo tipo de posibilidades -más inundaciones, y posibles deslizamientos de tierra y aludes de lodo», dijo Van Dam.

Al otro lado de la bahía de Bengala, Sri Lanka ha sido duramente golpeada. Kandy, en el centro de la isla, recibió más del doble de la precipitación mensual promedio en tan sólo los últimos ocho días, dijo Van Dam.