Google, el mayor censor de Internet

Por David Goldman

NUEVA YORK (CNNMoney) — Cuando pensamos en la censura de Internet, lo primero que nos viene a la mente son los gobiernos totalitarios como el de China. Pero Google es uno de los mayores censores extraoficiales de Internet en el mundo.

Para que Google pueda operar en los 219 países y territorios en los que hace negocios, el gigante de las búsquedas debe obedecer leyes y reglamentos locales, muchos de los cuales requieren que Google elimine ciertos contenidos de sus resultados de búsqueda, al igual que otros sitios.

Así que, en Turquía, Google omite enlaces a sitios que difaman al fundador del país, Mustafa Kemal Ataturk... eso es ilegal allí. En Tailandia, denigrar al monarca tailandés va en contra de la ley, por lo que Google bloquea aquellos videos de YouTube en Tailandia que ridiculizan al rey Bhumibol Adulyadej.

Y en Alemania, Francia y Polonia, donde es ilegal publicar material pro-nazi o contenidos que nieguen el Holocausto, Google no muestra enlaces a ciertos sitios en sus páginas de resultados de búsqueda.

En 2013, varios gobiernos le pidieron a Google que eliminara 39.374 artículos de sus resultados de búsqueda, de YouTube y otros sitios, según el informe de transparencia más reciente de la compañía.

Además de eso, los propietarios de derechos de autor le pidieron a Google que eliminara 36,5 millones de enlaces, videos y otros artículos.

Google no ofrece datos sobre cuántas solicitudes acepta para eliminar contenido, pero la compañía brinda ejemplos de solicitudes que acepta y rechaza.

Por ejemplo, el año pasado, Rusia quiso que una publicación de blog que contenía el texto "le dieron chocolate" fuera eliminada, ya que afirmaba que violaba una ley federal. Google accedió, porque en ruso, "chocolate" también puede referirse a una droga recreativa, y el país tiene una ley que obliga a eliminar el contenido relacionado con drogas.

Pero cuando el Departamento de Correcciones de Georgia solicitó que eliminaran un video de YouTube que mostraba el supuesto abuso de internos, Google rechazó esa solicitud porque el video no violaba ninguna ley estatal o federal.

La fuente de más rápido crecimiento de la censura de Google es la polémica ley del "derecho al olvido" que existe en Europa.

En mayo, el Tribunal de Justicia Europeo dictaminó que las personas pueden pedirle a Google que elimine enlaces sensibles de sus resultados de búsqueda. Google dijo que había recibido casi 700.000 solicitudes hasta ahora. De ese total, ha eliminado el 40% de los enlaces. Según la ley, Google puede rechazar las solicitudes si cree que los enlaces en cuestión son de interés público.

Para poder llegar a tener una red abierta, Google ha luchado contra algunas solicitudes de eliminar contenido... a veces hasta en los más altos tribunales de algunos países.

En el 2010, Google se vio tan exasperado por las demandas de censura de China que decidió retirar sus operaciones del país por completo. En aquel momento, Google dijo que acataría las demandas de censura de los gobiernos electos democráticamente, pero la población china no tenía la capacidad de elegir a los líderes que hacían las demandas de censura.

"Por nuestros propios sitios web y por el Internet como un todo, hemos trabajado incansablemente para combatir la censura de Internet alrededor del mundo", dijo Sergei Brin, cofundador de Google en una publicación del blog en 2011. "Estoy orgulloso del papel que Google ha desempeñado".

Sin embargo, Google juega un papel en ambos lados de la cerca. Aunque no opera en China, sí lo hace en otros países donde hay dictaduras o monarquías, entre ellos Zimbabue y Tailandia. Google no quiso hacer comentarios para este artículo.

La censura no solo ocurre en el extranjero. Google también elimina enlaces y otro tipo de contenido de sus sitios en Estados Unidos.

Por ejemplo, Google dice que es proactivo acerca de eliminar enlaces a sitios web o videos que contienen pornografía infantil, la cual es ilegal en Estados Unidos. (Google tiene una política de censurar esos resultados en todas las naciones, incluso en aquellas que no tienen leyes en contra de la pornografía infantil).

Algunos países le dan a Google y a otras compañías de búsquedas términos y temas que son considerados ilegales y depende de Google decidir si cierto sitio quebranta la ley del lugar. Otros países hacen solicitudes ad-hoc para eliminar ciertos enlaces o contenido.

Cuando un país le pide a Google que elimine contenido o enlaces, los abogados de Google examinan la solicitud para determinar si, de hecho, va en contra de las leyes de la nación. A menudo, Google negocia con las autoridades del país para limitar el ámbito de la restricción que ha sido solicitada. Y en ocasiones, Google no obedece, y los países deciden si ellos mismos deberían asumir la responsabilidad de restringirle el acceso a los ciudadanos.

Google controla casi dos tercios de los resultados de búsquedas del mundo, lo que lo convierte en uno de los portales de Internet más grandes para más de mil millones de personas alrededor del mundo. Es por eso que Google trata de ser transparente en relación al contenido que elimina de Internet.

Siempre que Google censura algo, lo señala en una anotación pública en su informe de transparencia. Google también ofrece un enlace a chillingeffects.com, un sitio web operado por el Berkman Center de Harvard, el cual registra el contenido de Internet que ha sido censurado.