CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Salud

Mutaciones aleatorias, la principal causa de casi todos los tipos de cáncer

Por Álvaro Valderrama

Por Ben Brumfield

(CNN) — ¿Alguna vez te has maravillado porque alguien fumaba y aun así vivió hasta cumplir 90 años? Es solo buena suerte, dicen los investigadores. ¿Y qué pasa con los que viven como puritanos y de todas maneras se enferman de cáncer?

Eso es mala suerte, y es la principal causa de la mayoría de casos de cáncer, dice un estudio de investigación de Johns Hopkins Medicine.

Aproximadamente dos tercios de los casos de cáncer en adultos pueden ser atribuidos a mutaciones aleatorias en genes capaces de fomentar el crecimiento del cáncer, indicaron dos científicos que analizaron estadísticas sobre casos de cáncer.

Eso podría sonar sorprendente. Y Johns Hopkins prevé que el estudio cambiará la forma en la que la gente piensa sobre los factores de riesgo del cáncer.

También creen que esto podría conducir a cambios en el financiamiento de los estudios sobre el cáncer, al tener un mayor enfoque en encontrar formas de detectar esos tipos de cáncer atribuidos a las mutaciones aleatorias de genes en etapas tempranas y curables.

Fumar todavía puede matarte

Pero, no, eso no nos da permiso para fumar o para no usar protector solar.

Algunas formas de cáncer son excepciones en las que el estilo de vida y el medio ambiente juegan un papel importante. El cáncer de pulmón es uno de ellos. También lo es el cáncer de piel.

Y, si hay antecedentes de cáncer en tu familia, esto lamentablemente significa que no estás a salvo. Algunos tipos de cáncer se ven más fuertemente influenciados por la herencia genética que otros.

“El tercio restante (de los casos de cáncer) se debe a factores medioambientales y a la carga genética”, indicó el Kimmel Cancer Center en una declaración sobre el estudio publicado el pasado viernes en la revista Science.

De hecho, los tres factores trabajan juntos.

“Todos los tipos de cáncer son ocasionados por una combinación de mala suerte, el medio ambiente y factores hereditarios, y hemos creado un modelo que puede ayudar a cuantificar qué tanto contribuyen estos tres factores a desarrollar cáncer”, dijo el investigador del cáncer Bert Vogelstein.

Lo que agrava la situación

Un estilo de vida poco saludable puede agravar la situación, pero en mayor medida para algunos tipos de cáncer que para otros, dijeron los científicos.

“Cambiar nuestro estilo de vida y nuestros hábitos será de gran ayuda para prevenir ciertos tipos de cáncer, pero esto no será tan efectivo para otros tipos”, dijo el estadístico médico Cristian Tomasetti.

Él hizo mucho énfasis en la detección temprana.

Las células madre de nuestros órganos se dividen constantemente para reponer el tejido dañado. A veces hay errores aleatorios en el proceso de replicación del ADN, pequeñas mutaciones, dijo Vogelstein.

Algunos genes, cuando mutan, son más propensos a fomentar el crecimiento del cáncer.

“Mientras más mutaciones se acumulan, mayor es el riesgo de que las células crezcan sin control, lo cual constituye una característica del cáncer”, dijo Vogelstein.

Los científicos han tenido conocimiento de esto desde hace mucho tiempo, pero lo que el estudio revela es qué tanta influencia tiene.

“El aporte real que estos errores aleatorios tienen en la incidencia del cáncer, en comparación con la contribución de los factores hereditarios o medioambientales, no se conocía con anterioridad”, dice Vogelstein.

El Dr. Otis Brawley, director médico de la Sociedad Americana contra el Cáncer, le dijo a CNN que el estudio era “buena ciencia” que confirmaba lo que muchos científicos ya sabían.

“Esto en realidad es solo una confirmación de algo que hemos sabido desde hace probablemente 20 años”, dijo.

“A medida que hemos aprendido más y más sobre el cáncer… hemos llegamos a darnos cuenta de que varios tipos de cáncer se deben meramente a mutaciones que suceden y que simplemente no tienen explicación. La mala suerte es, desafortunadamente, la manera correcta de explicarlo”.

Esos tipos de cáncer que se desarrollan han sido pasados por alto en al menos tres sistemas de control que tiene nuestro cuerpo para encargarse de estas mutaciones celulares, dijo; estos son la muerte celular programada o apoptosis, la reparación del ADN a través de enzimas y ciertas células del sistema inmune.

División celular y estadísticas

Los dos científicos calcularon el promedio de la cantidad total de divisiones celulares en 31 tejidos distintos durante la vida de una persona. Y ellos analizaron el riesgo de cáncer en cada uno de esos tejidos.

Ellos determinaron que cuanto más se dividen las células de un tejido, más aumenta la probabilidad de desarrollar cáncer en ese tejido.

“Nuestro estudio muestra, en general, que un cambio en el número de divisiones de las células madre en un tipo de tejido está altamente relacionado con un cambio en la incidencia de cáncer en ese mismo tejido”, dice Vogelstein.

El tejido del colon, por ejemplo, se divide mucho más que otros tejidos intestinales, y el cáncer de colon es más frecuente, indicó el estudio.

Con el tejido del colon, los científicos tomaron en cuenta las influencias medioambientales.

Al hacer los cálculos generales, los dos científicos llegaron al porcentaje en el que el riesgo del cáncer puede explicarse por la división celular. Era de un 65%, dijeron.

Estilo de vida

Pero los investigadores trazaron una línea entre un grupo de cánceres y otro. De los 31 que analizaron, determinaron que 22 se debían básicamente a la mala suerte.

Pero otros nueve aparecieron a un ritmo notablemente más alto que el que se podía esperar solo por división celular; esto es algo que los investigadores dijeron, probablemente se debe a los hábitos, la contaminación o la genética.

No es de sorprenderse: el cáncer de pulmón y el cáncer de piel eran dos de ellos, dijeron. El hecho de fumar y exponerse demasiado al sol son factores que están fuertemente ligados a esos tipos de cáncer.

Brawley dijo que los hallazgos del estudio no deberían ser razón para alterar los comportamientos que se ha demostrado, reducen el riesgo de padecer cáncer.

“Tenemos buenos datos epidemiológicos que demuestran que la gente puede reducir el riesgo de padecer cáncer y yo los animaría a hacer estas cosas”, dijo.

Entre los datos está no fumar, controlar su peso para no volverse obesos y hacer ejercicio físico, dijo.

En cuanto a la sugerencia de que los hallazgos del estudio podrían generar cambios en el financiamiento, Brawley dijo que a él le agradaría ver que se asignaran más fondos a la investigación.

“Solo el 10% de las subvenciones que se envían a los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) en realidad son financiadas porque tenemos mucha escasez de dinero”, dijo.

“El año pasado, invertimos 5.000 millones de dólares en Estados Unidos para la investigación sobre el cáncer. Me gustaría ver más”.

Laura Smith-Spark y Alexander Felton de CNN contribuyeron con este reportaje.