CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Argentina

Argentina

OPINIÓN: La muerte sospechosa de Nisman

Por Sebastián Jiménez Valencia

Nota del editor: Andrés Oppenheimer es colaborador de CNN, premio Pulitzer y columnista de El Nuevo Herald. Las opiniones expresadas en este artículo son únicamente las del autor.

Por Andrés Oppenheimer

(CNN Español) — El fiscal argentino Alberto Nisman, que falleció en circunstancias misteriosas horas antes de que debía presentarse ante el Congreso para ampliar su denuncia contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el ministro de relaciones exteriores Héctor Timerman en la causa AMIA, no parecía un hombre deprimido poco antes de morir. Por el contrario, parecía muy confiado en sí mismo, convencido de tener pruebas sólidas, y determinado a darlas a conocer.

En su entrevistas televisivas la semana pasada como la que dio el miercoles 14 al canal argentino TN, en las que explicó sus acusaciones contra el gobierno argentino, Nisman irradiaba seguridad y convicción. Y en un e-mail que me envió el sábado, un día antes de ser encontrado muerto en su apartamento, Nisman aceptó gustosamente una entrevista que le había pedido para el Miami Herald y CNN en Español esta semana.

Respondiendo a un e-mail que le había enviado pidiendo la entrevista, Nisman escribió que “obviamente me interesa”. Agregó que “el lunes concurro invitado por la Comisión de legislación penal y posiblemente se extienda hasta tarde. Hablemos el lunes tipo 7 u 8 de la tarde, a ver si ya me desocupé. Gracias”.

Sigue leyendo la columna en El Nuevo Herald