Por Jose Pagliery, CNNMoney

(CNNMoney) - En Estados Unidos, las reglas para volar drones son bastante estrictas. Obviamente, volarlos sobre la Casa Blanca no está permitido.

Antes del amanecer el lunes por la mañana, el Servicio Secreto de Estados Unidos informó que un drone aparentemente ingresó al terreno donde se encuentra la Casa Blanca. Los agentes simplemente lo describieron como un "dispositivo" y dijeron que lo habían encontrado al amanecer. Después se informó que el dueño había dicho que lo estaba volando con fines "recreativos".

La Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) ha establecido algunas reglas estrictas con respecto a los "vehículos aéreos no tripulados". Eso incluye todo, desde tu prototipo de avión hasta los drones militares de aspecto aterrador, los cuales son lanzados desde el hombro.

Si vuelas un drone por diversión, la FAA te permite hacerlo a una altura menor de 400 pies (121 metros), lejos de aeropuertos, tráfico aéreo, bases militares y otros lugares restringidos como la Casa Blanca. Además, siempre que vuelas un drone, debes tenerlo a la vista. Esto significa que si no puedes ver el drone con tus propios ojos, lo estás haciendo mal.

La FAA ha prohibido estrictamente el uso de drones para los negocios (fotografías de bodas, filmación de una película, etc.). La agencia aún está desarrollando normas para el uso de drones comerciales, así que solo está aprobando el ocasional "acuerdo de investigación cooperativa y desarrollo", lo que en esencia es un experimento cuidadosamente supervisado. CNN obtuvo uno.

De cara al futuro, parece que la FAA se está inclinando hacia las reglas que requieren que un piloto tenga una licencia para el uso comercial... y solo para volarlos a la vista.

En cuanto al área de la Casa Blanca, el problema no es solo que sean calles concurridas y un área urbana. Después de los ataques del 11 de septiembre de 2001, la FAA declaró que el espacio aéreo sobre Washington D.C. era una zona de vuelo restringida. La agencia citó un incidente de 1994 en el que alguien voló deliberadamente su Cessna 150 hacia la Casa Blanca con "intenciones suicidas".

Estas restricciones efectivamente tienen algo de mérito. Un drone relativamente pequeño puede transportar unas cuantas libras en cada recorrido. Y si está cargado con una libra de, por ejemplo, un explosivo C-4, podría ocasionar una cantidad significativa de daños.

No son solo los aviones los que tienen prohibido trasladarse por el área de la Casa Blanca. No se permite que ningún vehículo recorra Pennsylvania Avenue, la calle que se encuentra directamente frente a la Casa Blanca. Y los camiones están prohibidos en la calle justo al oeste de la mansión.

Entonces, nada de volar drones alrededor de la Casa Blanca, ¿de acuerdo?