CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Fotografías

Muertes falsas: los grandes farsantes

Por (CNNEspañol.com)

(CNN) — A veces, la gente finge morir.

Esa es más o menos la idea básica que está detrás de “Still Lives” (Aún vive), una serie de retratos del fotógrafo Eliot Dudik y que provocan pensamientos.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Estas imágenes revelan toda una nueva perspectiva sobre los recreadores de la guerra civil estadounidense. Pero estas imágenes también tienen el propósito de desencadenar conversaciones acerca de dos cosas que nos tocan a todos: vida y muerte.

Por generaciones, los entusiastas y los historiadores principiantes han estado pasando sus fines de semana recreando enfrentamientos clásicos de la guerra entre los estados, simulando perder sus vidas en el campo de batalla.

Dudik usa su cámara para estudiar estos rostros mientras ellos simulan estar muertos. Algunos tienen los ojos cerrados. Algunos, abiertos. Algunos miran hacia la nada, otros nos ven de manera directa. El tema es inquietante. Pero debido a que sabemos que ellos en realidad están vivos, esto de alguna manera es cautivador.

“Pienso que, mientras los ves, existe un desplazamiento hacia atrás y hacia adelante entre la vida y la muerte, dijo Dudik”. “Cuando existe esta excentricidad y este movimiento, pienso que esto acapara nuestra atención un poco más de tiempo, lo cual espero que a cada uno nos lleve a nuestras conversaciones individuales acerca de lo que significan la vida y la muerte, y lo que la guerra significa para nosotros como individuos”.

Es cierto que el concepto es fuerte. Para hacerlo un poco más accesible, Dudik le inyectó un poco de humor. El comenzó recopilando razones por las que los recreadores escogieron vivir o morir durante sus actuaciones.

Después de “morir” 148 veces en los campos de batalla, el viejo recreador Ed “Doc” Keith, le dijo a Dudik que ha decidido dejar de morir. Ahora, Dudik dijo que “Keith le dejaba la muerte a los jóvenes”.

“Esta declaración realmente se quedó conmigo”, dijo Dudik. Y fue lo que lo impulsó a ingresar de inmediato en el proyecto.

Otro recreador le dijo a Dudik en el histórico Gettysburg, Pensilvania, que “él no muere a menudo debido que es uno de los pocos que en realidad está en forma y puede lograr salir a través del campo de batalla”.

Un tercer recreador dijo que él muere “casi en todas las ocasiones porque lo encuentra más realista”, dijo Dudik. “Otro tipo me contó que él no muere en el pasto alto porque tiene alergias”.

El año 2015 marca 150 años desde el final de la guerra. Según el Departamento de Asuntos de los Veteranos de los Estados Unidos, el total de muertes casi llegó a 500.000 soldados de la unión y de la confederación. El proyecto de Dudik le ayudó a entender y respetar las solemnes razones detrás de las recreaciones.

La serie “Still Lives” fue inspirada por su proyecto hermano, “Broken Land”, el cual se centra en los paisajes relacionados con la Guerra Civil.

“Desde que era pequeño, siempre me he sentido fascinado por la guerra en general –no de una manera muy romántica– sino más de una manera inquietante”, dijo Dudik. “Como que siempre me aterrorizó, básicamente”.

La dramática ruptura que la nación sintió en la década de 1860 le recuerda el panorama político actual. “Siento que el país está básicamente paralizado por la división en la política”, dijo Dudik.

Cuando se trata del equipo, este chico se inclina por completo hacia la vieja escuela. Dudik filmó el proyecto completamente en película, usando lo que los fotógrafos llaman una cámara de fuelle, la cual tiene un diseño básico que data del siglo XIX.

Los proyectos pueden generar más colaboración con una cámara de fuelle, dijo Dudik. Durante las tomas de la serie “Still Lives”, él disfrutó el tiempo que pasó explicándoles a los recreadores cómo funciona la cámara y su largo tiempo de exposición.

Dudik fotografió a cada recreador mientras estaba tendido en una plataforma suspendida, lo que daba la impresión de que estaban suspendidos sobre la tierra. Luego, Dudik se subió a una escalera para llegar a su cámara, la que apuntaba hacia abajo, al recreador. Una vez que estaba debajo del “paño oscuro” de la cámara abrió el obturador y capturó una imagen.

“Personalmente no me gusta mucho la fotografía digital”, dijo Dudik. “No tengo nada en contra de ella. Creo que funciona maravillosamente para muchas aplicaciones. Pero yo, prefiero por completo la película por… la forma en que trabajo con ella… y la forma en que se ve”.

Dudik, de 32 años de edad, pasó la mayor parte de sus primeros 16 años en una granja de ovejas en el centro de Pensilvania, antes de mudarse con su familia a Maryland. Con el tiempo, su interés por tomar fotografías lo llevó a obtener títulos universitarios en Carolina del Sur y Georgia. Su trabajo ha sido publicado en varias ocasiones y el año pasado ganó el premio PhotoNOLA.

Últimamente, Dudik admite que la vida se ha vuelto un poco loca, pues hace malabarismos para dividir su tiempo, ya que imparte clases en The College of William and Mary en Virginia y ayuda a crear el primer programa formal de fotografía de la facultad.

“Enseñar y participar estrechamente en un departamento de arte académico es una gran inspiración y motivación, y proporciona una increíble comunidad de colaboración”, dijo Dudik. “Y estoy muy agradecido por ello”.

Eliot Dudik es fotógrafo y profesor en The College of William and Mary. Lo puedes seguir en Facebook, Twitter y Instagram.