Por Paula Mansilla, CNN Chile

(CNN Chile) - Una adolescente que padece fibrosis quística sorprendió a las autoridades con su petición.

A través de un video subido a Facebook, le pidió a la presidenta Michelle Bachelet una autorización para que se le practique la eutanasia.

Pese a que por ley esto no está permitido en Chile, el gobierno se comprometió a ayudar de manera financiera a la menor y a su familia.

Hace un año Valentina Maureira repartía volantes para generar conciencia sobre la fibrosis quística. Sin embargo, la adolescente de 14 años remeció las redes sociales este domingo, haciendo su llamado urgente a la presidenta con un desgarrador testimonio:

“Solicito hablar urgente con la presidenta porque estoy cansada de vivir con esta enfermedad y ella me puede autorizar la inyección para quedarme dormida para siempre... ya se me murió mi hermano mayor, Michael, de la misma enfermedad”.

https://www.youtube.com/watch?v=9-TpG7LNV60

“Cuando lo escuché, me puse a llorar porque estaba sólo aquí en la casa, me puse a llorar... ya se me fue un hijo... entonces es difícil, muy difícil”, dijo Freddy Maureira, padre de Valentina.

Valentina tenía seis meses cuando le diagnosticaron la enfermedad, que altera las funciones pulmonares provocando infecciones. Pero fue hace un par de años que su condición física comenzó a empeorar.

Primero, le pusieron un catéter. Luego, una sonda gástrica. Los vómitos y dolores de cabeza se hicieron tan constantes como su petición: “lo único que quiero es quedarme dormida para siempre”, recuerda su padre.

En el último mes su condición ha mejorado, aunque sigue con desnutrición.

El doctor Andrés Castillo, jefe de la Unidad Pediátrica del Hospital Clínico UC Christus, señala que en este momento Valentina “está estable, sin signos de descompensación aguda”.

Sus cercanos atribuyen la mejoría a que decidieron trasladarla de un hospital público a uno privado.

Desde el Ministerio de Salud afirmaron que se está estudiando la forma de apoyar financieramente a esta familia.

Jaime Burrows, subsecretario de Salud Pública, manifestó que el gobierno está dispuesto a financiar nuevos tratamientos y regular a través de la ley Ricarte Soto, pero si hay evidencia que demuestre su efectividad.

Sin embargo, frente a su petición de eutanasia, el gobierno fue claro: la ley no lo permite.

“La ley vigente en chile no permite que el gobierno acceda a una solicitud de esa naturaleza”, dijo Álvaro Elizalde, ministro secretario general de Gobierno.

“El Ministerio está en permanente contacto con su familia y se le va a proporcionar todo el apoyo afectivo y psicológico y el tratamiento médico para mejorar sus condiciones de vida”, agregó Elizalde.

Sin una ley que lo permita, Valentina deberá seguir con su tratamiento hasta que se cumpla el pronóstico, que, según el Ministerio, en general, es una sobrevida de 17 años desde el diagnóstico.