Por Susannah Cullinane, CNN

(CNN) - Investigadores en China han descubierto un agujero negro supermasivo que, según afirman, es 12.000 millones de veces más grande que el sol y se formó aproximadamente 900 millones de años después del Big Bang.

El agujero negro es más grande que cualquier otro de su edad que se ha visto anteriormente, informa la revista Nature.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Un agujero negro es una región densa del espacio que ha colapsado en sí misma, lo que significa que nada puede escapar de ella, ni siquiera la luz.

Cuando dieron a conocer sus hallazgos en la revista Nature, los investigadores liderados por equipos de la Universidad de Pekín en China y la Universidad de Arizona dijeron que el agujero negro —cuyo nombre es SDSS J010013.02— era seis veces más grande que sus contemporáneos más grandes de los que se tiene conocimiento.

"La existencia de tales agujeros negros cuando el universo tenía menos de mil millones de años de edad presenta retos sustanciales para las teorías de la formación y crecimiento de los agujeros negros y la coevolución de agujeros negros y galaxias", dijeron.

La revista Nature informó que el investigador principal Xue-Bing Wu, de la Universidad de Pekín, y sus colegas inicialmente divisaron el agujero negro utilizando un telescopio en Yunnan, China, e hicieron uso de telescopios adicionales alrededor del mundo para examinarlo.

En un comunicado de prensa, la Universidad de Arizona dijo que el agujero negro alimentaba "al cuásar más brillante del universo primitivo". La NASA describe a los cuásares como "los faros brillantes de luz que son alimentados por agujeros negros que engullen material y, en el proceso, calientan parte de la materia hasta millones de grados".

El miembro del equipo Fuyun Bian, de la Universidad Nacional Australiana, dijo que se creía que la luz de un cuásar empuja el material detrás de él y limita el crecimiento de los agujeros negros.

"Sin embargo, este agujero negro en el centro del cuásar ganó una enorme masa en un corto período de tiempo", afirmó Bian.

Otro investigador, Chris Willot, dijo a la revista Nature que una posible explicación podría ser que algunos agujeros negros se formaron por el colapso de una nube de gas muy grande, en lugar de el de una estrella única.

"Todavía tenemos mucha incertidumbre sobre los aspectos de formación y crecimiento de los agujeros negros en el universo primitivo", le dijo a la revista.

Al escribir para la revista Nature, el astrónomo Bram Venemans explica lo siguiente: "En teoría, no es improbable encontrar agujeros negros de más de 10.000 millones de masas solares en un lapso de 1.000 millones de años luego del Big Bang. Pero sigue siendo sorprendente descubrir un agujero negro tan grande en el universo primitivo".

"Este quásar es verdaderamente único", dijo Wu, el investigador principal, según la Universidad de Arizona. "Al igual que el faro más brillante en el universo distante, su luz resplandeciente nos ayudará a investigar más acerca del universo primitivo".