CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

Encuesta dice que aún nadie sobresale en el Partido Republicano

Por Jennifer Agiesta, directora de encuestas de CNN

(CNN) — A medida que las filas de los posibles candidatos presidenciales a las elecciones de 2016 crecen, una nueva encuesta de CNN/ORC encuentra que las contiendas por la nominación presidencial se solidifican en torno a dos puntos clave: Hillary Clinton domina a todos en el ámbito demócrata, mientras nadie se ha destacado en el ámbito republicano.

Los recientes anuncios formales de ingreso a la contienda republicana hechos por Marco Rubio, Rand Paul y Ted Cruz han movido un tanto las cosas en el ámbito del Partido Republicano, pero aún no ha surgido un líder evidente. La nueva encuesta encuentra que Jeb Bush ha permanecido en el primer lugar entre los republicanos y los independientes con tendencia republicana, pero la ventaja de Bush es leve y son muchos los aspirantes a la nominación que podrían superarlo con tan solo un pequeño aumento en su respaldo, al mismo tiempo que algunos de los contendientes que solían ser fuertes han decaído.

En general, el 17% de los republicanos y los independientes con tendencia republicana respalda a Bush para la nominación del Partido Republicano, mientras el 12% apoya al gobernador de Wisconsin, Scott Walker. Paul y Rubio cuentan con el 11% de respaldo cada uno; el exgobernador de Arkansas, Mike Huckabee, cuenta con el 9% y Cruz con el 7%. El exneurocirujano Ben Carson y el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie (ambos se ubicaron en segundo lugar en las encuestas de CNN/ORC en una fecha tan reciente como el pasado otoño) ahora se encuentran muy por detrás del líder con un 4% cada uno.

La ventaja de Bush en la contienda por la nominación se extiende a través de varios atributos considerados como clave para ganar la presidencia. A él a menudo lo identifican como el candidato con la experiencia correcta para ser presidente (27%), como quien tiene mayores probabilidades de derrotar al candidato demócrata en las elecciones presidenciales en noviembre del próximo año (26%) y como el líder más fuerte en el ámbito de los contendientes del Partido Republicano (21%). Además, a menudo lo consideran como el candidato con la visión más clara respecto al futuro del país (19%), como quien se preocupa más por las personas como tú (18%) y como quien más comparte tus valores (19%).

Sin embargo, en un indicador, Bush se enfrenta a un contendiente que está emergiendo. Si bien el 18% ve a Bush como el candidato que mejor representa el futuro del Partido Republicano, esa misma cantidad afirma que Rubio, originario de Florida, es quien mejor representa el futuro del Partido Republicano. Paul, con un 10%, es el único candidato que cuenta con un resultado de dos dígitos en relación a este tema.

La encuesta sugiere que el lanzamiento de la campaña de Rubio ha ayudado a elevar su perfil en el partido, y lo ha impulsado a las cinco primeras posiciones en la contienda general por la nominación del Partido Republicano. Pero mantener ese impulso a través de los numerosos lanzamientos de campañas que están por venir podría ser un desafío.

El anuncio de Cruz elevó sus cifras entre los partidarios del Tea Party, pero él ha mostrado poca mejora en otras áreas. Entre los partidarios del Tea Party, Cruz y Walker empatan en el primer puesto con el 15%, Rubio les sigue con el 14%, Paul con el 12%, y Bush con el 11%; el resto registra cifras de un solo dígito. En una encuesta de CNN/ORC llevada a cabo en marzo, Cruz tenía solo 6% del respaldo entre los partidarios del Tea Party, y Walker, el 22%.

La fuerza de Cruz y Walker en el Tea Party parece radicar en sus credenciales como líderes fuertes, quizá bruñidos por sus posturas de alto perfil en relación a la reforma de salud de Obama en el Senado y las cuestiones laborales en Wisconsin, respectivamente: 21% de los republicanos del Tea Party dice que Cruz es el líder más fuerte líder en el ámbito; el 16% afirma que Walker lo es.

La encuesta encuentra pocas señales de que hubiera una mejora para Paul luego de que hiciera su anuncio.

En general, los republicanos ven a Bush como el mejor posible candidato para enfrentarse al candidato demócrata en 2016, pero en las contiendas electorales hipotéticas contra Clinton, Bush queda rezagado por un amplio margen, al igual que los otros siete republicanos.

Marco Rubio es al que mejor le va contra la ex primera dama, con un resultado de 14 puntos de diferencia frente a Clinton, 55% a 41%. Bush se encuentra 17 puntos detrás de Clinton, con un resultado de 56% a 39%. En el caso de Chistie y Paul la diferencia con Clinton es de 19 puntos, ya que cada uno tiene un resultado del 39% frente al 58% de Clinton. Huckabee, Walker, Carson y Cruz cada uno son superados por Clinton por más de 20 puntos.

Clinton declaró su candidatura para la nominación presidencial del partido Demócrata con un video publicado en Internet y rápidamente empezó su gira hacia Iowa y New Hampshire. Su campaña comienza en una posición extremadamente fuerte entre los demócratas alrededor del país: cuenta con el respaldo de casi 7 de 10 demócratas e independientes con tendencia demócrata. En general, el 69% apoya a la exsecretaria de Estado frente al vicepresidente Joe Biden (11%), el senador de Vermont Bernie Sanders (5%) el exsenador de Virginia Jim Webb (3%), el exgobernador de Rhode Island Lincoln Chafee (1%) y el exgobernador de Maryland Martin O’Malley (1%). Clinton también es la segunda opción para un poco más de la mitad de los demócratas que prefieren a otra persona para la nominación. En conjunto, Clinton es la primera o segunda opción para el 83% del posible electorado demócrata.

Cualquier posible competidor demócrata se enfrenta a una batalla cuesta arriba para tratar de quitarle respaldo a Clinton. Los demócratas se muestran muy entusiastas por tener a Clinton como candidata, mucho más de lo que se muestran por cualquier otro posible nominado. En general, el 58% de los demócratas dicen que se mostrarían entusiastas si ella ganara la nominación del partido. Más o menos un cuarto dicen que se mostrarían entusiastas si Biden fuera nominado (26%), mientras el 11% afirma lo mimo de Sanders, el 7% de Webb, el 6% de O’Malley y el 2% de Chafee.

Esta es un área en la que las cifras de Clinton tambalean: solo más o menos la mitad de los hombres demócratas (49%) dicen que ellos se mostrarían entusiastas si Clinton ganara la nominación del Partido Demócrata, en comparación con casi dos tercios de las mujeres demócratas (65%).

La gran mayoría de demócratas consideran que Clinton posee varias características presidenciales. Casi 9 de cada 10 demócratas ven a Clinton como una líder fuerte y decidida (88% dicen que esa descripción aplica a ella) y como alguien que tiene una visión del futuro del país (88%). Más o menos 8 de cada 10 dicen que ella representa el futuro del Partido Demócrata (82%) y que se preocupa por las personas como ellos (82%). Los demócratas son ligeramente menos propensos a decir que Clinton es honesta y digna de confianza, aunque tres cuartos de ellos efectivamente la consideran honesta (75%, más o menos lo mismo que en marzo).

La encuesta de CNN/ORC fue llevada a cabo por teléfono, del 16 al 19 de abril, tomando una muestra nacional aleatoria de 1.018 adultos estadounidenses. Los resultados de la encuesta completa tienen un margen de error de muestreo de más o menos tres puntos porcentuales. Entre los 435 republicanos e independientes con tendencia republicana, es de 4,5 puntos, y entre los 458 demócratas e independientes con tendencia demócrata es de 4,5 puntos.