(CNN Español) –– La ruta de la maratón de Boston se tiñó de amarillo, azul y rojo. No solo el primero en llegar fue la estrella de la carrera, también lo fue el último en cruzar la meta... el día siguiente.

El venezolano Maickel Melamed terminó a las 4:50 a.m. de de este martes su quinta maratón.

El joven, que nació con distrofia muscular, completó la ruta del Maratón de Boston que inició a las 8:50 a.m. del lunes y concluyó la carrera en la que participaron 30.000 corredores.

Con su determinación inquebrantable, Melamed —profesor universitario y orador— ha causado sensación en las redes sociales y ha ganado el corazón de Boston y el mundo.

Al nacer, lo médicos le pronosticaron apenas siete días de vida. Luego, le dijeron que nunca podría caminar. No solo terminaría caminando, sino completando cuatro maratones: Nueva York, en el 2011; Berlín, 2012; Chicago, 2013; y Tokyo, 2014.

Esta vez caminó 46 kilómetros por más de 20 horas seguidas, bajo la lluvia y los relámpagos, en la que se conoce como una de las maratones más arduas de Estados Unidos.

Un poco antes de las 5 de la mañana llegó a la meta. Antes de que saliera el sol, el campeón de 39 años pasó la meta a pocos kilómetros del hospital infantil donde una vez le salvaron la vida.

Así, su gesta es un símbolo de esperanza más para un evento que superó la tragedia del atentado en 2013.

Y Melamed, un conferencista que ha inspirado a miles, está vez hizo historia sin decir una sola palabra: sus huellas marcaron de nuevo un ejemplo de vida.