CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Guatemala

Prisión para dos exfuncionarios tributarios de Guatemala por caso de contrabando

Por Patzy Vásquez

(CNN) — Este martes se dictó prisión preventiva a los dos exsuperintendentes de la Administración Tributaria de Guatemala, SAT, Ómar Franco y Carlos Muñoz, nombrados por el presidente Otto Pérez Molina.

La jueza a cargo del caso de fraude aduanero en el país dejó en libertad bajo fianza a otros seis acusados, entre ellos algunos de los supuestos cabecillas de una red que se dedicaría a cobrar sobornos a importadores a cambio de aplicar menos aranceles a sus mercancías.

De los 22 acusados, cuatro rindieron declaración el lunes. Uno de ellos dijo haber estado presente en una reunión con el presidente Otto Pérez Molina, algo que reconoció el portavoz del mandatario, quien sin embargo desvinculó el encuentro del caso de fraude.

“En esto está muy claro que participó en varias reuniones y en una de ellas estaba el señor presidente como parte del directorio de la SAT como una propuesta para mejorar la recaudación”, dijo Ortega.

El escándalo por supuesto fraude aduanero se destapó el pasado jueves luego que el Ministerio Publico y la Comisión Internacional Contra la Impunidad, CICIG, capturaran a altos funcionarios de gobierno y señalaran como cabecilla de la estructura a Juan Carlos Monzón, secretario privado de la vicepresidenta Roxana Baldetti.

Monzón se encuentra prófugo y con una orden de captura de la Interpol.

Este martes también apareció públicamente la intendente de Aduanas, quien reconoció flaquezas en el organismo.

“Hay debilidades, todo mundo cree que la Aduana dirige un sistema informático: no lo tenemos, la realidad es que no existe, no tenemos control tan siquiera de lo que entra y de lo que sale de aquellas mercancías que son decomisadas, no tengo trazabilidad de mercancías en tránsito internacional”, afirmó Claudia Méndez en rueda de prensa este martes.

La CICIG fue creada en 2008 mediante un acuerdo entre las Naciones Unidas y Guatemala para luchar contra la impunidad. Su mandato termina en septiembre de este año y el presidente ha afirmado en varias ocasiones que no es necesario prorrogarlo pero cada vez hay más voces que piden su permanencia.

Este martes la cúpula empresarial de Guatemala se sumó a esas voces. Jorge Briz, presidente del CACIF, dijo: “consideramos importante que con el objetivo de asegurar los resultados de estos esfuerzos se renueve el mandato de la CICIG y se asegure que continúe bajo la dirección de su actual comisionado, Iván Velásquez”.

El próximo sábado se convocó a través de redes sociales a una manifestación para exigir la permanencia de la CICIG y pedir que se aclare el escándalo de corrupción.