CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Asia

Indonesia fusila a ocho traficantes de droga, incluyendo dos de ‘Los 9 de Bali’

Por Hilary Whiteman

(CNN) – Indonesia ejecutó a ocho traficantes de droga convictos, incluyendo dos del grupo llamado «Los 9 de Bali», reportó la agencia Reuters que citó a medios locales.

Los prisioneros fueron ejecutados por un pelotón de fusilamiento en la isla de Nusa Kambangan, en Java central.

El gobierno había anunciado que nueve prisioneros serían ejecutados, pero de acuerdo con medios locales, la filipina Mary Jane Veloso no fue ejecutada, al menos por ahora.

Los abogados estaban luchando para retrasar la ejecución de Veloso, una trabajadora doméstica y madre de dos, pero este lunes se dieron por vencido luego de que un segundo recurso legal fue rechazado, a pesar de una solicitud de último minuto realizada por el presidente filipino Benigno Aquino a su contraparte Joko Widodo.

Dos de los prisioneros ejecutados, los australianos Myuran Sukumaran y Andrew Chan, son parte de «Los 9 de Bali».

Chan se casó con su novia Febyanti Herewila en prisión ayer lunes.

Condena de Australia

El primer ministro australiano Tony Abbot condenó el fusilamiento de dos de sus connacionales y dijo que Australia llamará a consultas a su embajador en Indonesia.

Abbot calificó las ejecuciones como «crueles e inecesarias» porque ambos hombres ya estaban “completamente rehabilitados” luego de pasar una década en prisión.

Abbot no dijo que acciones permanentes, si las toma, habrá contra Indonesia. “Este es un momento oscuro en nuestra relación pero estoy seguro que será restaurada”, agregó.

Los dos australianos ejecutados formaban parte de un grupo de nueve australianos, conocidos como “Los 9 de Bali”, que fueron detenidos cuando intentaban transportar un cargamento millonario de droga hacia Australia.

Las ejecuciones de los dos australianos ocurrieron a pesar del hecho de que ambos recibieron una cita ante una corte para el próximo 12 de mayo, en la cual se revisaría una apelación.

Los abogados de los hombres también dijeron que la Comisión Judicial de Indonesia no investigó adecuadamente las acusaciones de corrupción durante el juicio original.

Los otros prisioneros que iban a ser ejecutados son los nigerianos Raheem Salami, Silvester Obiekwe Nwolise y Okwudil Oyatanze, Martin Anderson, quien inicialmente fue identificado como un ghanés, y el brasileño Rodrigo Gulare, quien se dice, tiene una enfermedad mental.

La ejecución del francés Serge Atalaoui ha sido retrasada mientras un tribunal considera un recurso legal. El único indonesio en la lista de los condenados es Zainal Abidin.

Este es un día que sus familias y amigos no esperaban que llegara, pero también es uno en el cual Indonesia, a pesar de años de protestas y apelaciones legales, ha insistido que tenía que ocurrir.

El último adiós

Este martes, se escuchó llorar desconsoladamente a las familias de los prisioneros cuando abordaban un bote para lo que se esperaba fueran sus últimas despedidas. Los reporteros en el puerto de Cilacap describieron las dolorosas escenas en Twitter.

«La hermana de Myu, Brintha, se derrumbó entre gritos. A Helen Chan la sostenían dos mujeres. Es verdaderamente desgarrador. #Bali9», escribió la periodista de Nine News, Jayne Azzopardi.

En el transcurso del fin de semana, los prisioneros recibieron un aviso de 72 horas sobre su ejecución inminente.

Las imágenes muestran que se han hecho cruces individuales, las cuales llevan los nombres de los prisioneros y la fecha 29 de abril de 2015. Las ejecuciones anteriores sugieren que los disparos ocurrirán en las primeras horas de la mañana del miércoles, después de la media noche.

Indonesia lucha contra la ‘crisis de las drogas’

El presidente Widodo ha insistido en que Indonesia no se dejará influir por las solicitudes de clemencia porque el país está enfrentándose a una «crisis de drogas». En enero, él le dijo a CNN que no se le otorgaría clemencia a los traficantes de drogas, lo que llevó a una apelación por parte de Chan y Sukumaran en relación a que sus casos no habían sido considerados debidamente.

Los abogados de los dos hombres dicen que han sido sometidos a una rehabilitación radical durante los 10 años que han pasado en la prisión de Kerobokan, y ahora le brindan apoyo y servicios a otros.

El lunes, antes de la ejecución, los hermanos de los prisioneros nuevamente apelaron a Widodo para que tuviera clemencia.

«Por favor, le pedimos al presidente que use sus poderes, intervenga y salve sus vidas», dijo Chinthu Sukumaran.

«Él es el único que puede detenerlo y aún no es demasiado tarde para hacerlo. Así que por favor le pido al presidente que muestre misericordia», dijo Michael Chan.

Kathy Quiano, Mariano Castillo y Tasha Tampubolon contribuyeron con este reporte.