CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

Soldados franceses envueltos en escándalo de abuso sexual infantil en África

Por Laura Smith-Spark

(CNN) — Francia está investigando denuncias en relación a que soldados franceses que habían sido desplegados a la República Centroafricana como pacificadores, abusaron sexualmente de niños indefensos y se aprovecharon de ellos.

Los abusos presuntamente fueron cometidos contra una docena de niños en el Aeropuerto Internacional M’Poko en Bangui, la capital de la República Centroafricana, entre diciembre de 2013 y junio de 2014.

En declaraciones transmitidas el jueves por la afiliada de CNN en Francia, BFMTV, el presidente de dicho país, Francois Hollande, prometió tomar acciones enérgicas de ser confirmadas las acusaciones.

«Si algunos soldados se comportaron mal, seré despiadado», dijo. «Si se confirma esta información, habrá sanciones ejemplares».

El escándalo ha sido alimentado por la filtración de un informe confidencial de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU respecto a las acusaciones.

Un trabajador de la ONU ha sido suspendido por la filtración, dijo el vocero del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en una declaración el miércoles.

Al trabajador no identificado se le acusa de proporcionar una versión sin editar del informe interno de la ONU a las autoridades francesas antes de que siquiera llegara a la alta gerencia en la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos.

Según la declaración del portavoz de Ban, el presunto delito ocurrió después de que una operación para la conservación de la paz, conocida como MINUSCA, fuera llevada a cabo en la República Centroafricana por parte de las Naciones Unidas.

La investigación de la ONU sobre derechos humanos se realizó a finales de la primavera del 2014.

El ministro de Defensa francés dijo que había recibido testimonios de niños de la República Centroafricana que acusaban a soldados franceses de explotación y abuso a finales de julio de 2014.

«Debido a la naturaleza detallada de la evidencia y a la extrema seriedad de las acusaciones, el ministro de Defensa ha respondido al tomar todas las medidas necesarias para asegurarse de que los hechos y las posibles responsabilidades criminales y disciplinarias puedan ser establecidas rápidamente», según una declaración del ministerio.

Se ordenó una investigación, y la oficina del fiscal de París también abrió una investigación al respecto, la cual está en curso, decía la declaración.

«El ministro de Defensa ha tomado y tomará todas las medidas necesarias para permitir el establecimiento de la verdad. Si se comprueban los hechos, esto permitirá que las posibles sanciones más fuertes sean impuestas en contra de los individuos responsables de lo que sería una ofensa intolerable a los valores del soldado».

La declaración de la ONU indicaba que las acciones del trabajador suspendido de la ONU al entregar el informe a las autoridades francesas «constituye una seria violación del protocolo, lo cual, como todos los funcionarios de la OACDH saben, requiere de la redacción de cualquier información que podría poner en peligro a las víctimas, a los testigos y a los investigadores».

El trabajador ha sido suspendido con goce de sueldo mientras se lleva a cabo una investigación sobre cómo la OACDH ha manejado el asunto, según la declaración.

«Nuestra evaluación preliminar es que tal conducta no constituye una denuncia de irregularidades».