CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Argentina

Argentina

Argentina anuncia cambios al controvertido Impuesto a las Ganancias

Por Iván Pérez Sarmenti

(CNN Español) — El ministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof, anunció este lunes una reducción en las escalas del Impuesto a las Ganancias, o a los réditos, como se lo llama comúnmente en Latinoamérica.

El beneficio será para los trabajadores alcanzados por este tributo que menos ganan, pues comprende los sueldos brutos de entre 15.000 y  25.000 pesos argentinos, que al cambio oficial actual representan unos 1.700 y 2.800 dólares, respectivamente.

“Se tocan las escalas, se tocan más las escalas de los que menos salarios cobran y esto representa un incremento equivalente al 6 % o 5  %  al salario de bolsillo para aquellos trabajadores que tributan impuestos a las ganancias y que ganan de 15.000 a 25.000 pesos”, explicó Kicillof este lunes al mediodía en el microcine del Ministerio de Economía.

Aunque el ministro explicó que no se excluye a ningún contribuyente alcanzado por este impuesto porque el monto a partir del cual los trabajadores deben tributarlo no se cambia, sí remarcó que la reducción será de al menos un 18 %, dependiendo del nivel de salarios y que alcanzará a casi el 70 % de las personas que deben pagar el impuesto.

Así, el funcionario ejemplificó que “un trabajador casado, con dos hijos, que percibe un sueldo bruto de 20.000 pesos (2.250 dólares aproximadamente)  y actualmente tributa 1.280 pesos, pasará a pagar 397 pesos (por mes) en concepto de Impuesto a las Ganancias”, lo que significará una reducción de 69 % en el gravamen en este caso.

También precisó que para el caso de un trabajador soltero, “con sueldo bruto de 20.000 pesos que paga 2.000 pesos, tendrá una reducción del 32 % y va a pagar 1.400 pesos”.

El anuncio se hace en momentos en que los sindicatos —muchos de los cuales han realizado varias huelgas reclamando cambios en este tributo— negocian los aumentos salariales para el 2015 y exigen reajustes superiores al 30 %, con base al impacto de este impuesto, pero sobre todo de la inflación, que estiman rondará el porcentaje reclamado.

Los empresarios, en promedio, ofrecen un 25 %, lo que motivó que la Unión Obrera Metalúrgica anunciara un paro de 36 horas a partir de las 12 horas del próximo miércoles al no llegar a un acuerdo.

En ese contexto, algunos economistas señalan que se trató de un anuncio político.

“Es una mejora porque afecta, según los números del Gobierno, a dos tercios de los que están grabados por el impuesto de la cuarta categoría y las mejoras rondan entre los 1.000, 1.500 pesos dependiendo el ingreso, si tenés hijos, si no tenés hijos. Pero sí es un paliativo muy pobre para una economía que viene hace cuatro años sin crecer”, opinó Diego Falcone de la Consultora Analytica.

Kicillof defendió el impuesto al remarcar que representa el 6 % de la recaudación fiscal del país y que alcanza al 11 % del total de los asalariados registrados. Pero además, descartó que pueda reemplazarse por un gravamen sobre los plazos fijos o la renta financiera, tal como reclaman desde algunos sectores de la oposición y los sindicatos.