CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
China

Por qué la situación de Uber es tan difícil en China‏

Por Sophia Yan

(CNNMoney) — A Uber, aplicación que ofrece un servicio de transporte de «lujo», las cosas simplemente no le salen bien en China.

La semana pasada, las autoridades locales hicieron una redada en la oficina de Uber en la ciudad de Cantón, al sur de China, acusando a la compañía de operar sin licencia y de permitir que los dueños de autos particulares ofrezcan servicios de taxi, según medios de comunicación estatales.

Uber no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios, pero la compañía había dicho anteriormente que no trabaja directamente con propietarios de autos particulares en China.

Ir en contra de los reguladores no es nada nuevo para Uber, empresa que ha enfrentado desafíos legales en países de todo el mundo en su camino hacia obtener una valoración de 40.000 millones de dólares. En India por ejemplo, la compañía ha sido castigada por operar sin las licencias adecuadas.

Pero Uber tiene un problema mucho mayor en China: llegó tarde a un mercado que ya estaba saturado.

Desde hace mucho tiempo, dos compañías locales han librado una batalla por la supremacía de las aplicaciones que ofrecen el servicio de taxis en China. Una, llamada Kuaidi Dache («Speedy Taxi») tuvo el respaldo de la compañía de comercio electrónico Alibaba. La segunda, Didi Dache («Honk Honk Taxi») recibió financiamiento de Tencent, el otro gigante de Internet del país.

publicidad

Los vínculos tecnológicos fueron enormemente importantes para las dos aplicaciones. Además del dinero proveniente de inversiones, Didi Dache y Kuaidi Dache obtuvieron acceso a cientos de millones de posibles clientes que ya utilizaban las plataformas sociales digitales operadas por Tencent y Alibaba.

Didi Dache y Kuaidi Dache habrían de iniciar una fuerte competencia por los clientes, antes de finalmente rendirse y anunciar una fusión en febrero. Según un cálculo, las empresas controlan el 99% del mercado chino.

Uber, empresa que hizo su debut en China en febrero de 2014, ha tratado de cerrar la brecha. La compañía actualmente opera en más o menos 10 ciudades chinas, y ha anunciado un gran impulso de contratación para aumentar sus niveles de personal. En diciembre, llegó a un acuerdo con Baidu, lo cual le dio acceso a la tecnología de mapas y móviles del principal motor de búsqueda chino.

Pero el progreso ha sido lento. En meses recientes, han circulado rumores sobre una posible fusión entre Uber y Yidao Yongche, un competidor chino de lujo que podría ayudar a Uber a hacer un verdadero progreso en China.