Asunción (CNN Español) - El político del Partido Colorado Magdaleno Silva fue acribillado este martes por la mañana por desconocidos cuando se encontraba en una plaza frente a su casa en la ciudad paraguaya de Yby Yaú.

Además del exdiputado también murieron su hijo Fernando Silva, y otras dos personas, identificadas como Isaac Peña y Félix Peña, según un comunicado de la presidencia de Paraguay.

El ministro del Interior, Francisco José De Vargas, afirmó que el asesinato de Silva tiene "todas las características" de un atentado de la mafia.

Por su parte, el presidente Horacio Cartes manifestó sus condolencias a la familia del político a través de Twitter y prometió justicia.

Silva contaba con un largo historial de polémicas, acusaciones y supuestos vínculos con el narcotráfico, aunque nunca hubo una investigación formal al respecto.

En numerosas ocasiones, el exdiputado fue blanco de intentos de asesinato, uno de los últimos en septiembre de 2014, cuando dispararon contra una radioemisora propiedad del político, quien resultó con heridas leves.