(CNN)- Los viajeros de distintas partes del mundo se reunirán en Milán en mayo para cavilar sobre el futuro de la comida en Expo 2015.

El evento promete poner a los participantes de 145 países en contacto con un aproximado de 20 millones de visitantes por 60 pabellones, una cifra récord que supera incluso la de Expo 2010 en Shanghái.

Varios edificios, como el pabellón Palazzo Italia que absorbe el esmog, ya están causando revuelo... y no es para menos.

La Exposición Universal nos ha dejado con varias maravillas arquitectónicas conocidas que sobrevivieron sus seis meses en el centro de la atención mundial.

Ahora que la Expo 2015 está en progreso, hemos preparado una lista de icónicas estructuras construidas especialmente para una Exposición Universal.

Torre Eiffel (París)

Gustave Eiffel esperaba una respuesta eufórica cuando anunció que construiría la torre más alta del mundo para la Exposición Universal de 1889.

Lo que recibió en su lugar fue escepticismo, críticas virulentas e incluso protestas "por razones artísticas".

Sin embargo, la historia demostraría que sus críticos eran cortos de vista... la Torre Eiffel ha superado desde hace tiempo su fecha límite de 20 años.

No solo es el monumento más visitado del mundo (en términos de ventas de entradas), sino también es uno de los más valiosos en 435.000 millones de euros, según un informe de 2012, lo que la convierte en un eslabón crucial de la economía francesa y uno de los sitios más queridos en Europa.

Rueda Ferris (Chicago)

Cuando George Washington Gale Ferris Jr. dio a conocer su "rueda de placer" de 80 metros en la Exposición Universal de Chicago en 1893. Se trataba de la pieza única más grande de acero forjado que se había hecho en la historia.

Tenía capacidad para 2.160 personas, el costo de la vuelta era de 50 centavos (el doble del costo de la feria en sí) y era tan popular que ayudó a que la Exposición Universal no cayera en la ruina financiera.

La rueda Ferris de Chicago fue una respuesta directa a la Torre Eiffel de París, pero mientras la creación de Gustave Eiffel se fue convirtiendo en una maravilla arquitectónica, la rueda de Ferris se produciría en masa.

Space Needle (Seattle)

La Space Needle de 184 metros en Seattle fue construida en una época optimista y vanguardista en Estados Unidos.

Era el año 1962; la carrera espacial estaba en su apogeo y los organizadores de la Exposición Universal querían crear algo que personificara la época.

La estructura que surgió como resultado —un compromiso entre los diseñadores Edward Carlson y John Graham Jr.— fue una torre más alta que cualquier otra al oeste del río Mississippi, con una forma de reloj de arena y una corona parecida a un OVNI.

La Space Needle recibió a más de 2,3 millones de visitantes durante 21 Century Exposition y desde entonces se ha convertido en un símbolo de la ciudad; anualmente alberga a más de 1 millón de visitantes.

El Atomium (Bruselas)

Otro ícono de la Exposición Universal que personifica una época es el Atomium, la recreación del ingeniero André Waterkeyn de un cristal de hierro ampliado 165.000 millones de veces.

Esta estructura escalonada que se dio a conocer en 1958 y fue inspirada en el amanecer de la era atómica, se eleva a una altura de 102 metros y estaba destinada a exhibir el poderío de la ingeniería de Bélgica en la Expo 58.

Conocido como uno de los edificios más extraños de Europa, cinco esferas habitables de la estructura son ahora parte de un museo que alberga tanto instalaciones como un restaurante giratorio con vistas panorámicas.

La Biósfera (Montreal)

La elevada cúpula geodésica de 62 metros de Montreal fue concebida por el arquitecto neofuturista Buckminster "Bucky" Fuller –el mismo hombre que popularizó el término "Spaceship Earth"– como un pabellón para Estados Unidos en la Expo 67.

Fue tan popular en el evento de 1967 que atrajo a 5,3 millones de visitantes en los primeros seis meses.

Permaneció como una atracción en la isla de Santa Elena de Montreal hasta que un incendio en 1976 destruyó la membrana de acrílico original (aunque la estructura de acero se mantuvo).

Environment Canada compró el sitio por 17,5 millones de dólares en 1990 y lo convirtió en un museo interactivo con exposiciones sobre el cambio climático, ecotecnologías y desarrollo sostenible.

Habitat 67 (Montreal)

Otra atracción estrella de la Expo 67 fue un audaz complejo modelo de comunidad y vivienda conocido como Habitat 67.

Fue en realidad, la tesis para una maestría de arquitectura del arquitecto israelí-canadiense Moshe Safdie en la Universidad McGill, la cual milagrosamente recibió luz verde como una exposición debido a la forma en que cuajó con el tema de la exposición "El hombre y su mundo".

La estructura terminada consta de 354 formas prefabricadas de concreto conectadas como Legos en un elaborado edificio de 12 niveles con 146 residencias.

Habitat 67 fue promocionado como algo que podría redefinir la vivienda asequible y la vida urbana, pero su legado ha sido una especie de paquete mixto.

Los apartamentos en la cooperativa son ahora algunos de los más caros en Montreal y el concepto de desarrollos modulares prefabricados en realidad nunca despegó en ningún otro lugar.

Fuente Mágica de Montjuic (Barcelona)

Se necesitó del trabajo de más de 3.000 personas para convertir el diseño de Carles Buigas en una "fuente mágica" de la vida real a tiempo para la Exposición Internacional de Barcelona de 1929.

La espectacular exhibición de color, luz y movimiento fue uno de los primeros despliegues de acrobacias de agua del mundo, y continúa siendo tan cautivante hoy en día como lo fue hace casi 90 años.

Por primera vez en la década de 1980 se le incorporó música al despliegue y hoy en día se hacen presentaciones para todo, desde la banda sonora de El señor de los anillos hasta Barcelona de Freddie Mercury.

Canada Place (Vancouver, Columbia Británica)

Canada Place recibió un lanzamiento regio de parte del príncipe Carlos en 1986, cuando debutó como el pabellón de Canadá en la Expo 86.

El extravagante edificio a lo largo de Burrard Inlet se convirtió en un ícono instantáneo para Vancouver, con su distintivo techo de velas de tela diseñado por la empresa Zeidler Partnership Architects con sede en Toronto.

En estos días, Canadá Place alberga el World Trade Center de Vancouver, el Pan Pacific Vancouver Hotel y Centro de Convenciones de Vancouver.

Es también la principal terminal de cruceros para la costa del Pacífico de Canadá, de donde salen muchos cruceros con destino para Alaska.

Pabellón de China (Shanghái)

El Pabellón de China se convirtió en el mayor despliegue en la historia de la Exposición Universal, al acoger la asombrosa cifra de 17 millones de visitantes en la Expo 2010.

El edificio de 220 millones de dólares, diseñado por el septuagenario He Jingtang, se asemeja a una antigua corona china y se inspiró en la antigua vasija ding de China usada por los emperadores para hacer las ofrendas a los dioses.

El pabellón de 63 metros de altura fue convertido en el China Art Museum (museo de arte de China) en 2012, con cinco niveles de arte chino moderno y una plantilla giratoria de exhibiciones de visitantes de algunas de las más importantes galerías del mundo, como el Museo Whitney de Arte Estadounidense en Nueva York y el Rijksmuseum de Ámsterdam.

La Estatua de la Libertad (Nueva York)

La Estatua de la Libertad puede que no haya sido construida para la Exposición Universal, pero las partes esparcidas de su cuerpo fueron las atracciones estrella de la Exposición del Centenario de 1876 en Filadelfia y la Exposición Universal de París en 1878.

Su brazo derecho (el que sostiene la antorcha) debutó en Filadelfia, mientras que su busto hizo su primera aparición en el jardín del Palacio del Trocadero de París, junto con otros de sus miembros ya terminados en el Campo de Marte.

Las 200 partes de la estatua realizadas por el diseñador Frederic Auguste Bartholdi, la cual se retrasó durante mucho tiempo, llegaron a Nueva York hasta 1885, y la señorita Libertad abrió sus puertas oficialmente al público en octubre de 1886 como un símbolo de amistad entre Estados Unidos y Francia.