Daniel Chong estuvo cinco días dentro de una celda, sin agua y sin comida, luego de ser detenido por la DEA (KFMB/Archivo).

(CNN) – La Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos sancionó a varios agentes que fueron responsables de mantener a un estudiante de universidad de San Diego esposado dentro de una celda, sin comida ni agua, por cinco días.

Seis agentes recibieron una carta de amonestación, informó Amy Roderick, vocera de la DEA. De ellos, uno fue suspendido por cinco días y otro fue suspendido por siete días al no realizar correctamente sus tareas de supervisor.

Los castigos se dieron a conocer tres años después de que Daniel Chong, de 23 años —un estudiante de quinto grado de ingeniería de la Universidad de California en San Diego—, fuera detenido como sospechoso de distribuir drogas sintéticas.

Una fuerza de tarea antinarcóticos de varias agencias, incluyendo agentes estatales, detuvieron a nueve personas y decomisaron 18.000 pastillas de éxtasis, marihuana, psicotrópicos, hongos alucinógenos, varias armas y cientos de rondas de municiones en una casa, informó en aquel entonces la DEA.

Chong admitió que fue a la casa “para drogarse con sus amigos”, según la DEA. Pero después el joven dijo a una televisora de San Diego que no sabía nada sobre las otras drogas y las armas halladas. El joven nunca fue arrestado ni acusado formalmente.

Chong tuvo que tomar su propia orina para sobrevivir mientras clamaba por ayuda. Los agentes simplemente lo ignoraron. De acuerdo con su abogado, el joven pudo contorsionarse para poder pasar sus manos esposadas de su espalda hacia enfrente. Esto le permitió usar sus lentes para grabar un mensaje para su familia en su brazo: “Lo siento mamá”.

Luego de ser liberado, Chong fue llevado a un hospital donde estuvo en terapia intensiva por dos días. El joven estuvo a punto de morir debido a una falla hepática, según Gene Iredale, su abogado. Chong logró que el gobierno le pagara 4.1 millones de dólares por el trago amargo.

“Lo que le ocurrió al señor Chong es inaceptable”, dijo Peter Kadzik, secretario auxiliar del Departamento de Justicia, en una carta enviada al senador Charles Grassley de Iowa, la semana pasada. El senador, quien dio a conocer la carta, ha criticado el trato que se le dio al estudiante.

“Aunque el liderazgo de la DEA tomó acciones inmediatas luego del incidente para implementar protocolos y procedimientos con respecto al monitoreo de las celdas y los detenidos, dado el significativo mal comportamiento en este asunto, el departamento tiene serias preocupaciones sobre lo adecuado de las medidas disciplinarias que la DEA impuso a esos empleados”, escribió Kadzik.

“El fracaso de la DEA en imponer mayor disciplina a esos empleados sigue demostrando la necesidad de una revisión sistemática del proceso disciplinario de la DEA, la cual fue ordenada recientemente por el exsecretario de Justicia Eric Holder”.

El mes pasado, Holder anunció que la administradora de la DEA, Michele Leonhart, renunciaría a mediados de mayo.

Desde hace tiempo la administración Obama había mostrado su descontento con Leonhart, luego de resistirse a las reglas federales que pedían relajar su posición con respecto al uso de marihuana medicinal en varios estados.

Más recientemente, fue criticada luego de que se supo que agentes de la DEA organizaron fiestas de sexo en Colombia con prostitutas pagadas por los cárteles de la droga.

Evan Perez, Cheri Mossburg y Alan Duke contribuyeron con este reporte.

El departamento tiene serias preocupaciones sobre lo adecuado de las medidas disciplinarias que la DEA impuso a esos empleados

Peter Kadzik, secretario auxiliar del Departamento de Justicia