(CNN Español) - El presidente de México, Enrique Peña Nieto, promulgó este lunes la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública durante un acto celebrado en el Palacio Nacional.

Peña Nieto señaló que con la nueva normativa se cierran espacios de opacidad y discrecionalidad y se abre una nueva etapa de transparencia y rendición de cuentas.

Con excepción de la Suprema Corte de Justicia, la ley obliga a organismos públicos y privados a entregar información y le da autonomía al Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI).

Igualmente define cómo deberá actuar el IFAI para atraer casos de todo nivel de gobierno, no solamente del federal.

Durante su intervención, Peña Nieto aseguró que "la transparencia fomenta la honestidad y la integridad en el servicio público, ayuda a prevenir la corrupción y promueve la responsabilidad y la eficacia en la gestión pública”.

La transparencia –señaló el mandatario–“empodera a los ciudadanos para evaluar a sus autoridades y exigirles que rindan cuentas".

La legislación contempla la creación de un Sistema Nacional de Transparencia que contará con una plataforma en internet para que los cuídanos puedan consultar todo la información pública disponible, y que deberá ser aportada por organismos públicos, entidades autónomas del Estado, sindicatos, partidos y otros sujetos obligados.

Además, fortalece los medios de defensa de los particulares que solicitan información y es rigurosa contra quienes incumplan sus obligaciones de transparencia, dijo Peña Nieto.

En este sentido, se incorporan 15 nuevas causas para sancionar a los servidores públicos que oculten, inutilicen o nieguen deliberadamente información pública.

El documento señala que no se podrá clasificar como reservada aquella información que está relacionada con la investigación de violaciones graves a derechos humanos o delitos de lesa humanidad,  a excepción de la que por razones de interés público y seguridad nacional, podrán reservarse temporalmente.