CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Europa

Los conservadores logran la mayoría absoluta en elecciones de Reino Unido

Por CNN

(CNN) —El partido Conservador de David Cameron obtuvo la mayoría absoluta en las elecciones del Reino Unido, ganando 326 de los 650 escaños en el Parlamento.

En lo que se convirtió en una pesadilla electoral para el Partido Laborista británico, que culminó con la renuncia de su líder, Ed Miliband, los primeros resultados dan como ganadores a los conservadores que obtuvieron la mayoría absoluta.

Los conservadores de David Cameron obtuvieron 326 escaños, que le permitiría gobernar en solitario.

“Ha sido claramente una noche muy difícil y decepcionante para el Partido Laborista”, reconoció Miliband, tras conocer las primeras encuestas de salida, horas antes de presentar su renuncia.

Pero una cosa ya está clara: esta es una elección a la que se debe prestar atención, incluso si no eres uno de los millones de británicos que emitieron su voto.

Los resultados podrían reajustar el papel global del país. Las relaciones de Gran Bretaña con la Unión Europea – Cameron prometió un referéndum sobre la adhesión de Gran Bretaña a la UE de ser reelegido -, la OTAN y los Estados Unidos están colgando de un hilo . Y un impulso para el Partido Nacional Escocés puede dar nuevos bríos a la independencia de Escocia.

Debacle laborista y “tsunami” escocés

Miliband explicó que un “aumento del nacionalismo en Escocia” pudo haber afectado los resultados del partido laborista. El Partido Nacional Escocés, lograría ganar 58 de los 59 escaños que estaban en juego en Escocia.

Una de las figuras laboristas más prominentes, Ed Balls, perdió su escaño por apenas 422 votos.

Pero los problemas para los laboristas comenzaron dramáticamente en Escocia la madrugada del viernes, cuando una estudiante de 20 años de edad, se convirtió en la diputada más joven de Gran Bretaña desde 1667, derrotando a otra de las principales figuras del partido en el proceso.

La estudiante de Políticas Mhairi Black, del independentista Partido Nacional Escocés (SNP), le arrebató Paisley and Renfrewshire South, un distrito electoral fuera de Glasgow, a Douglas Alexander, director electoral del Partido Laborista y exministro.

Y el daño a manos del SNP continuó.

El líder laborista escocés Jim Murphy perdió su escaño a favor de Kirsten Oswald, mientras que el antiguo asiento del ex primer ministro británico, Gordon Brown, también fue a parar a los nacionalistas.

Alex Salmond, quien dirigió Escocia como primer ministro y empujó para la realización del referéndum sobre la independencia el año pasado, ganó un escaño en Westminster.

“Estamos viendo un tsunami electoral en una escala gigantesca”, dijo Salmond a ITN, “una marea que fluye con el Partido Nacional Escocés”.

La gran victoria para el partido podría acelerar el impulso hacia otro referéndum sobre la independencia de Escocia en los próximos años.

Oleada conservadora y derrota liberal

Por el contrario, los conservadores se acercaban a la victoria. El primer ministro, David Cameron, retuvo su escaño, al igual que George Osbourne, ministro de Finanzas de Gran Bretaña, mientras que el alcalde de Londres, Boris Johnson, confirmó su lugar en el parlamento.

Tras lograr su escaño, Cameron dijo: “mi objetivo sigue siendo simple, gobernar sobre la base del gobierno para todos en nuestro Reino Unido.

Los demócratas liberales, socios en la coalición de gobierno anterior con los conservadores, tuvieron, sin embargo, una noche horrible. Perdieron varias figuras clave – el principal de ellos Danny Alexander, secretario jefe del Tesoro; Vince Cable, el secretario de Negocios, y Simon Hughes, excandidato a la alcaldía de Londres. 

Nick Clegg, que era viceprimer ministro, celebró su escaño, pero dijo que había sido “una noche cruel y de castigo para los demócratas liberales”. Posteriormente Clegg anunció que renunciaba como líder del partido.

Por su parte, el líder del Partido Independencia del Reino Unido, Nigel Farage, también renunció tras fracasar en obtener su propio escaño. El partido también tuvo una mala noche, a pesar de aumentar su cuota global de los votos, y solo logró un escaño.

En una declaración después de que se anunciara el resultado, Farage dijo que era el momento del “cambio verdadero, genuino y radical” del sistema electoral británico para garantizar que los partidos más pequeños tengan representación en el Parlamento.

Nick Hunt y Laura Smith-Spark informaron desde Londres. Catherine E. Shoichet informó desde Atlanta. Nic Robertson, Stephen Collinson, Tom Foreman, John Vause, Fred Pleitgen, Richard Allen Greene, Christiane Amanpour, Antonia Mortensen, Andrew Carey y Rachel Clarke contribuyeron con este reporte