(CNN Español) — Las especulaciones sobre el paradero del carguero espacial ruso Progress M-27, que desvió su órbita cuando se dirigía hacia la Estación Espacial Internacional, ya no son necesarias.

La nave espacial se desintegró en la madrugada de este viernes sobre aguas del Pacífico, según lo comunicó la agencia espacial rusa Roscosmos.

“El Progress M-27; dejó de existir a las 5:04 hora rusa, del 8 de mayo de 2015 (...) la nave entró en las capas densas de la atmósfera y ardió”, según un comunicado publicado más temprano.

La nave despegó el 28 de abril desde la base de Baikonur rumbo a la Estación Espacial Internacional. Media hora después del lanzamiento las estaciones terrestres no recibían la información del carguero.

A pesar de los esfuerzos del grupo técnico del Centro ruso de Control de Vuelos para establecer contacto con la nave, recuperar el contacto con la nave no fue posible.

Roscosmos informó en el comunicado que los resultados de la investigación del incidente serán dados a conocer a más tardar el 13 de mayo.