CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Aplicaciones

Uber ahora podría tener un valor de 50.000 millones de dólares, ¿en serio?

Por Paul R. La Monica

(CNNMoney) — ¡Ahora ese sí es un costoso viaje en taxi!

Al parecer, la aplicación de viajes compartidos Uber está recaudando más dinero en una ronda de financiación que valoraría a la compañía en 50.000 millones de dólares.

Ese monto es mayor al de 406 empresas del S&P 500, incluyendo a los líderes de la industria con acciones de primera categoría como FedEx, Capital One, DirecTV y Charles Schwab.

Fue hace menos de un año que Uber tenía un valor de tan solo 18.000 millones de dólares. La valuación de Uber aumentó a 40.000 millones de dólares en diciembre.

¿Cómo es posible que Uber valga tanto? Dado que la compañía sigue siendo privada, es imposible saber cómo son sus finanzas.

Sin embargo, existen informes que sugieren que Uber podría generar más de 2.000 millones en ingresos este año. Uber no estuvo inmediatamente disponible para hacer comentarios.

Sin duda, Uber está creciendo rápidamente, a pesar de muchos problemas legales y de relaciones públicas, además de la competencia de empresas como Lyft y otros.

De hecho, el presidente de la rama de inversión de Google —Bill Maris— dijo la semana pasada en la conferencia TechCrunch Disrupt que Uber era la compañía de más rápido crecimiento que él y su equipo de Google alguna vez hayan visto. Google Ventures posee una participación en Uber.

Para ser justos, Uber está tratando de ser mucho más que un servicio de taxi del siglo XXI.

La compañía está experimentando con un negocio de entrega de comida llamado UberEATS en varios mercados grandes. Si tiene éxito, podría ser un problema para una empresa de servicio de pedidos de alimentos en línea como la popular GrubHub.

Uber también tiene un servicio de mensajería en bicicleta que está probando en Nueva York, llamado UberRUSH. La compañía está tratando de aprovechar su tecnología para ofrecer algo más que el servicio para transportar gente de un lugar a otro.

Uber también podría ser capaz de mejorar su tecnología muy pronto. Según los rumores, la compañía es uno de los postores para el servicio de trazo de mapas de Nokia, con una oferta reportada de 3.000 millones de dólares.

Aun así, ¿cómo es que esto suma un total de 50.000 millones de dólares? Mucho de eso se debe al despliegue publicitario.

Los niveles de entusiasmo que Uber está atrayendo son similares a los de Facebook y Google cuando eran compañías privadas. Ambas compañías cotizaron en bolsa con valores que parecían absurdamente altos en ese entonces… pero los inversionistas a largo plazo ahora están disfrutando de las gigantescas rentabilidades.

Esa es una de las razones por la que los fondos de cobertura, los fondos mutuos y los capitalistas de riesgo continúan amando a Uber. Este el equivalente financiero a “miedo a perderse algo”.

De la misma manera en que alguien que tiene miedo de quedarse en casa un viernes por la noche por miedo a perderse algo, los grandes inversionistas tienen miedo a lo que podría suceder si no tienen una participación en Uber.

“Para los inversionistas que creen que esta es una empresa innovadora, podrían perseguirla sin importar su valoración”, dijo Matt Wong, analista de investigación de CB Insights, una base de datos de capital de riesgo. “¿Por qué quedarse al margen?”

Todo eso suena bien. Pero tenemos que preguntar de nuevo: ¿50.000 millones de dólares? ¿De verdad? ¿En serio?

A Max Wolff, economista en jefe de Manhattan Venture Partners, un banco de inversión que se centra en compañías tecnológicas privadas en etapa tardía, le preocupa que no exista suficiente análisis crítico acerca de la valoración de Uber.

Wolff señaló que el director financiero de la compañía anunció su renuncia en marzo. Aún no se ha nombrado a su sucesor. Si Uber hubiera cotizado ya en bolsa, ese tipo de noticias podría haber hundido sus acciones.

Bueno, es posible que Uber pronto pueda contratar a un destacado director financiero que tenga experiencia trabajando con compañías públicas para que ayude a Uber a pasar por el proceso de oferta pública de venta. Wolff también admite que él piensa que “Uber es una gran empresa con una buena oportunidad”.

Sin embargo, también existen otras alertas.

“Está por enfrentarse a una gran cantidad de problemas legales. Existe una competencia muy importante que está más arraigada localmente en China”, dijo Wolff. “Se necesita una buena dosis de escepticismo. Uber está valorada para un panorama en el que todo saldrá bien”.