El presidente ruso Vladimir Putin recibió al secretario de Estado John Kerry en la residencia del mandatario ruso en Sochi. (Crédito: JOSHUA ROBERTS/AFP/Getty Images)

(CNN) — El presidente de Rusia Vladimir Putin y el secretario de Estado John Kerry se reunieron este martes en la residencia de verano del mandatario ruso ubicada en Sochi, donde sostuvieron un diálogo centrado en la crisis de Ucrania, principal motivo de tensión en las relaciones entre esos dos países.

Yuri Ushakov, asesor de el Kremlin Ruso dijo a los medios de comunicación que el encuentro fue “exitoso”, mientras que Kerry aseguró que las conversaciones cruciales sobre Siria, Irán y Ucrania fueron “francas”.

Esta es la primera visita de Kerry a Rusia en dos años y llega en un momento donde las relaciones entre ambos países están pasando por momentos de tensión.

Más temprano, Kerry y Lavrov estuvieron en el monumento a los caídos en Segunda Guerra Mundial y depositaron una ofrenda en el Zakovkzalny War Memorial.

Luego de que los funcionarios dejaran las ofrendas, muchos de los miembros de las delegaciones pusieron rosas cerca al Fuego Eterno, ubicado en una colina, donde estuvieron acompañados por niños de escuelas locales.

Al salir de vuelta para continuar con el evento, en vez de subirse a la tradicional caravana, Lavrov se subió a un “Pobeda”, un vehículo fabricado por la Unión Soviética, cuyo nombre traduce “Victoria”.

La cancillería Rusa dijo que con esta visita, “confía en que la visita del secretario de Estado Kerry sirva para normalizar las relaciones bilaterales, de las que tanto depende la estabilidad internacional”.

Momento crítico

Oficiales estadounidenses, como muchos en Occidente, acusan a Rusia de equipar y apoyar separatistas rusos en el oriente de Ucrania, así como enviar a sus propios soldados a la frontera de Ucrania, mientras que Moscú lo niega. Rusia también anexó la región ucraniana de Crimea el año pasado.

Estados Unidos y la Unión Europea han impuesto sanciones económicas que afectan los intereses rusos en un intento de presionar a Moscú para que cambie el curso.

Un funcionario del Departamento de Estado dijo que es un “momento crítico” para avanzar en Ucrania y tratar de parar la violencia.

Kerry insistirá en la “vital importancia y la rápida y completa implementación de los acuerdos de Minsk”, dijo el funcionario, refiriéndose al acuerdo de cese del fuego alcanzado en la ciudad de Minsk a principios de este año.

“Hemos sido muy, muy claros públicamente en que si Minsk es completamente implementado, cuando sea completamente implementado, incluyendo la restauración de una frontera soberana, habrá una oportunidad de echar para atrás las sanciones. También hemos sido claros en que si se presentan más violaciones serias, entonces las presiones incrementarán”, dijo la fuente.

La esperada reunión entre Kerry y Putin puede ser una señal de que Rusia quiere avanzar hacia la normalización de relaciones bilaterales.

Rusia culpa a Estados Unidos por la crisis en Ucrania. Afirman que al apoyar a la administración que ahora está en el poder en Kiev promovieron que el entonces presidente Viktor Yanukovych, que estaba a favor de los intereses rusos, saliera del poder en 2014 tras semanas de protestas en las calles.

Los Estados Unidos actualmente proporciona casi $ 130 millones de dólares en apoyo a la seguridad no letal a Ucrania y está ayudando a entrenar a la Guardia Nacional de Ucrania en el oeste de ese país.

Reuniones en Turquía

Kerry viajará de Sochi a Antalya, Turquía, donde sostendrá conversaciones con el ministro de asuntos Exteriores de Ucrania, Pavlo Klimkin, sobre lo que se discutió en Sochi.

También hablará con el Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, y con otros ministros del organismo antes de reunirse con el primer ministro turco Ahmet Davutoglu y el ministro del Exterior de ese país, Mevlut Cavosoglu.

Se espera que Kerry regrese a Washington a tiempo para la reunión del presidente Barack Obama con los miembros del Consejo de Coooperación del Golfo.