Gran parte del parabrisas de la locomotora de Amtrak se hizo añicos en el descarrilamiento. Autoridades investigan si algún objeto lo golpeó.

(CNN)– Amtrak aprovechó el fin de semana para instalar nuevos controles de velocidad en el tramo de la vía donde uno de sus trenes de pasajeros se descarriló cerca de Filadelfia, mientras que los investigadores examinaban informes de que el tren con destino a Nueva York fue uno de los tres que fueron golpeados por un objeto desconocido, poco antes del fatal accidente.

La instalación del sistema de control automático del tren (ATC, por sus siglas en inglés), el cual sirve para desacelerar a los trenes que van a una excesiva velocidad, obedece a una orden que la Administración Federal de Ferrocarriles (FRA, por sus siglas en inglés) le dio a Amtrak para que tomara medidas inmediatas a fin de mejorar la seguridad en el concurrido Corredor Noreste.

La administración del ferrocarril también le dio instrucciones a Amtrak para que evaluara el riesgo de todas las curvas en el corredor donde la velocidad de aproximación es significativamente mayor a la velocidad permitida en la curva, así como que aumentara la señalización de límites de velocidad a lo largo del corredor.

Amtrak dijo que implementaría de inmediato las tres medidas. La administradora interina de la FRA, Sarah Feinberg, dijo que Amtrak quiere reanudar de lleno el servicio del Corredor Norte el lunes o el martes, y que primero se deben tomar estas medidas.

Controles de velocidad en el lugar del accidente

El tren de Amtrak que se estrelló viajaba de Washington a Nueva York cuando se descarriló el martes por la noche en la curva del área conocida como Frankford Junction, justo al norte de Filadelfia. Ocho personas murieron y más de 200 resultaron heridas. Hasta el sábado, 17 personas permanecían en el hospital.

Los controles de velocidad ATC ya se encuentran instalados en la curva donde pasan los trenes que se dirigen hacia el sur, los cuales entran en la curva de 80 kph desde una velocidad máxima de 177 kph, dice Amtrak. Sin embargo, estos aún no han sido instalados para los trenes que se dirigen hacia el norte, los cual entran la curva desde una velocidad máxima de 129 kph.

"La lógica detrás de la decisión de no instalarlo en ese lugar (el cual fue hecho en la década de 1990) es porque se considera que la disminución de la velocidad (de 129 a 80 kph) se encuentra dentro de la curva normal de riesgo", le explicó Amtrak a CNN a través de correo electrónico. "Al ir en dirección contraria, la disminución de la velocidad es mucho mayor al entrar en la curva (177 a 80), así que por eso se instaló el ATC allí".

El tren que se estrelló la semana pasada, el número 188 de la Región Noreste, se desplazaba a 170 kph cuando entró en la curva, según informó la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés).

"Si el tren se hubiera desplazado a la máxima velocidad autorizada mientras se acercaba a la curva, no se habría descarrilado", escribió Amtrak.

Mejores controles de velocidad para fin de año

Los controles ATC han estado funcionando a lo largo de todo el corredor noreste, la red ferroviaria más transitada del país, durante casi 40 años. El sistema le informa a un ingeniero si un tren está acelerando y aplica los frenos automáticamente en caso que el ingeniero no responda.

Amtrak está en el proceso de instalar una tecnología más potente conocida como Control Positivo de Trenes (PTC, por sus siglas en inglés) en todas sus vías. El sistema PTC ya está funcionando entre New Haven, Connecticut y Boston, pero está funcionando solo en 80 de los 364 kilómetros de las vías entre Washington y Nueva York.

No está instalado en el Frankford Junction.

El PTC es un sistema programable que utiliza transpondedores en las vías para comunicarse con los ordenadores de las locomotoras. Según informó Amtrak, cuando un tren pasa por encima de un transpondedor, cambia el radio a bordo del tren al canal adecuado y ayuda a que el tren reciba la información adecuada sobre las restricciones de velocidad y las rutas.

Al igual que con el ATC, el sistema le envía una advertencia al ingeniero en caso que el tren esté acelerando y aplica los frenos si el ingeniero no responde.

El Congreso les ordenó a los ferrocarriles de la nación que adoptaran el sistema PTC antes de diciembre del 2015, como respuesta a una colisión frontal en la que murieron 25 personas en el 2008, cerca de Los Ángeles. La tecnología es complicada y costosa —Amtrak ha gastado 110 millones de dólares desde el 2008 en la instalación— pero Amtrak dice que tiene programado cumplir con el plazo de fin de año.

Sumwalt y el presidente ejecutivo de Amtrak, Joseph Boardman, dijo que el descarrilamiento de esta semana no habría sucedido si hubiera estado instalado el sistema PTC.

Existen informes de que objetos golpearon los trenes

Mientras tanto, la Junta Nacional de Seguridad del Transporte y el FBI estaban investigando informes de que la locomotora de Amtrak y otros dos trenes fueron golpeados por objetos justo antes del accidente en la misma zona, al norte de la estación de la calle 30 en Filadelfia.

Gran parte del parabrisas de la locomotora de Amtrak se hizo añicos en el descarrilamiento, pero Sumwalt dijo que el FBI está examinando en particular el daño de la parte inferior.

La revisora del tren de Amtrak les dijo a los investigadores que ella escuchó que el ingeniero Brandon Bostian dijo en una transmisión de radio que el tren había sido golpeado por algo, según informó Sumwalt. Los investigadores han entrevistado a Bostian, quien sufrió una conmoción cerebral y otras lesiones, pero según Sumwalt, él no recuerda nada de lo que ocurrió justo antes del descarrilamiento.

El parabrisas de un tren regional que pasa por la misma zona también sufrió daños a causa de un objeto desconocido y tuvo que hacer una parada de emergencia.

La policía de la Autoridad de Transporte del Sureste de Pensilvania (SEPTA, por sus siglas en inglés) que acudió al lugar en respuesta al incidente dijo en las transmisiones de radio: "Se trata de un tren que fue impactado por un objeto extraño o desconocido, el cual quebró el parabrisas".

La revisora del tren de Amtrak dijo que escuchó decir al ingeniero del tren de SEPTA que el parabrisas había sido golpeado por una piedra o un disparo.

Un pasajero del tren de SEPTA le dijo a CNN que escuchó una fuerte explosión antes de que el tren se detuviera y que el ingeniero, quien parecía impresionado, les dijo a los pasajeros que algo había golpeado el tren.

Una fotografía de la parte delantera del tren de SEPTA muestra una grieta circular en el parabrisas.

Para añadir al misterio, los pasajeros a bordo de un tren Acela de Amtrak, el cual iba de Nueva York a Filadelfia, informaron que algo golpeó y rompió una ventana lateral de pasajeros unos 20 minutos antes de que ocurriera el accidente del tren de Amtrak.

"Escuchamos el sonido de un gran portazo o de un golpe fuerte", dijo el pasajero Kam Desai, quien estaba sentado un asiento detrás, del mismo lado de esa ventana. "Fue muy alarmante para todos los pasajeros, incluyéndome yo y un compañero de trabajo que iba conmigo".

Él vio que algo "muy grande y circular impactó contra el vidrio" que se hizo añicos casi por completo, a excepción del panel interior del vidrio. "Una vez que el tren llegó a Filadelfia, dijo, la policía de Amtrak subió al tren para inspeccionar la ventana agrietada y entrevistó a los pasajeros".

"El revisor no le dio tanta importancia, así que realmente no pensamos nada al respecto", dijo Desai. Pero luego de escuchar los informes sobre el accidente del tren de Amtrak y del incidente del tren de SEPTA, "fue allí cuando nos alarmamos un poco más; el hecho de saber que algo había ocurrido y todo parecía indicar que los incidentes estaban muy relacionados o quizá simplemente se trataba de fuertes coincidencias en un área similar donde, ya sabes... algún tipo de problema les ocurrió a los tres trenes".

Los investigadores están estudiando todas las posibilidades, incluyendo la velocidad, condiciones de las vías y el error humano, ya que tratan de averiguar qué fue lo que pasó.

Rene Marsh y Kristen Hamill en Filadelfia y Vivian Kuo en Atlanta contribuyeron con este reporte