Un grupo de aficionados del Atlas ingresó desde la tribuna en la que se ubica la Barra 51, uno de los principales grupos de animación del Atlas (HECTOR GUERRERO/AFP/Getty Images).

(CNNMéxico) — La frustración de los aficionados del Atlas, que este domingo perdieron por  4-1 frente a las Chivas en los cuartos de final del Clausura 2015, los llevó a protagonizar un nuevo incidente de violencia en las tribunas del Estadio Jalisco, que dejó un saldo de 10 personas retenidas y 9 lesionadas.

Al minuto 57 y ya con la goleada en contra, un grupo de aficionados del Atlas ingresó desde la tribuna en la que se ubica la Barra 51, uno de los principales grupos de animación rojinegro.

Los invasores del campo encararon a los jugadores y a su entrenador, Tomás Boy, por el marcador que los tenía eliminados, por lo que tanto jugadores de Atlas como de Chivas corrieron hacia sus respectivas bancas para resguardarse.

Los elementos de seguridad privada corrían por el campo del Estadio Jalisco en un intento por detener a los aficionados invasores. Durante casi 20 minutos intentaron contener uno de los accesos de la tribuna a la cancha por el cual habían entrado los barristas.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana de Guadalajara informó que 10 personas fueron retenidas y puestas a disposición del Ministerio Público por propiciar el desorden e invasión de la cancha durante el clásico, según la agencia Notimex.

Puntualizó que el Ministerio Público será quien determine la sanción aplicable a estas personas.

No es la primera vez que la seguridad se ve comprometida en el Jalisco. En este mismo estadio de la ciudad de Guadalajara, en marzo de 2014 la seguridad se vio rebasada en un enfrentamiento en el que seguidores de las Chivas riñeron con policías municipales. En esa ocasión la falta de seguridad dejó un saldo de 21 policías y 30 civiles lesionados.

En una conferencia de prensa posterior al partido contra Chivas, el presidente del Atlas, Gustavo Guzmán, anunció que “por tiempo indefinido” será vetada la Barra 51, así como las demás barras del Atlas, de los partidos en el Estadio Jalisco.

“No se vale que nos hagan esto unos cuantos”, dijo Guzmán. “Vamos a meter mano muy dura (…) pondremos las denuncias necesarias para que estos vándalos tengan un castigo ejemplar”.

Más información en CNNMéxico.com