Sánchez es una política de carrera que ha servido en el Congreso desde 1997, y no es ajena a hablar en público (CNN).

(CNN) - La representante de Estados Unidos Loretta Sánchez se disculpó por un delicado error desde el punto de vista étnico que fue captado con la cámara de un teléfono móvil.

La demócrata, quien se ha postulado para reemplazar a la senadora Barbara Boxer de California cuando salga del Congreso, parecería ser un modelo de diversidad. Pero haber soltado un estereotípico 'grito de guerra' nativo americano en el transcurso del fin de semana estropeó esa imagen y la hizo salir corriendo.

Literalmente, salió corriendo de un reportero que trató de perseguirla para que comentara sobre el error que muchos consideraron ofensivo desde el punto de vista racial. Pero el domingo por la noche, ella habló sobre lo ocurrido.

Los nativos americanos saben que ella está al pendiente de ellos, le dijo a KTLA, afiliada de CNN. "Y saben lo que muchos de ustedes no saben: que al igual que muchos mexicanos-americanos, yo orgullosamente soy nativa americana por el lado de mi madre", dijo Sánchez.

Sánchez estaba improvisando en una convención del Partido Demócrata de California en Anaheim, cuando lanzó un estereotípico 'grito de guerra' nativo americano.

Al darse golpes con la mano en sus labios, lo hizo durante más o menos dos segundos.

"Voy a su oficina pensando que me voy a reunir con woo-woo-woo-woo, ¿cierto? Porque él dijo 'indio americano'", dijo, utilizando el gesto para tratar de distinguir entre los indios americanos —cuya ascendencia viene del subcontinente de la India— y los nativos americanos.

La audiencia se molesta

Muchos en la audiencia en el caucus de indios americanos reaccionaron al permanecer en silencio.

Uduak-Joe Ntuk grabó la participación de Sánchez con su celular y compartió el video con KCRA, afiliada de CNN. Tanto a él, como a muchos en la sala, el gesto les pareció ofensivo, dijo Ntuk.

"Me sorprendió y me horrorizó que hiciera comentarios despectivos sobre los nativos americanos de esa forma", dijo. "Simplemente es algo no democrático".

Un reportero le habló a la oponente de Sánchez, Kamala Harris, quien también es demócrata, sobre el gesto. "No sé qué decir al respecto", se rió, "excepto que es... escandaloso. Es escandaloso".

Diversidad étnica

Podría no parecer tan así, al venir de una política con antecedentes e impulso distintos. Sánchez es una política de carrera que ha servido en el Congreso desde 1997, y no es ajena a hablar en público.

Y ella hace énfasis en la diversidad en su carrera y en sus preocupaciones en su página de Facebook, en su cuenta en Twitter y en su sitio web.

Ella es miembro del Caucus Hispano del Congreso y habla español durante las participaciones de su campaña. Ha criticado la difícil situación de los disidentes vietnamitas, ha participado en marchas para conmemorar el genocidio armenio y ha exigido igualdad de salario por una igualdad de trabajo para las mujeres.

En su sitio web, Sánchez anima a los inmigrantes que están solicitando el estatus legal a que se pongan en contacto con su oficina si necesitan ayuda.

Énfasis en la seguridad nacional

Pero ella también es una fuerte defensora de los aspectos conservadores del tema de la inmigración, y en ocasiones muestra un lado más estricto.

Ella es miembro senior del Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes y del Comité de la Cámara de Representantes sobre Seguridad Nacional, y dice que la reforma migratoria debe ser vista "a través del lente de la seguridad nacional".

"Con ese propósito, ella apoya fuertemente la plena financiación del State Criminal Alien Assistance Program (SCAAP), una medida rentable diseñada para identificar y eliminar a los criminales extranjeros en Estados Unidos", según su sitio web de la Cámara de Representantes.

SCAAP es un programa para acelerar la expulsión de inmigrantes indocumentados que tienen problemas con la ley. También ayuda a financiar a las agencias policiales locales involucradas en detenerlos y procesarlos.

El distrito de Sánchez es el condado de Orange, el cual tiene la reputación de ser conservador.

Momentos políticamente incorrectos

El 'grito de guerra' no fue su primer encuentro con las impropiedades políticas, según informes publicados en la prensa de California.

En 2010, ella habló abiertamente en un canal de televisión en español en relación a que la comunidad vietnamita se estaba uniendo con los republicanos para tomar su escaño en el Congreso. Ella dijo que su oponente, el republicano Van Tran, "estaba muy en contra de los inmigrantes y muy en contra de los hispanos", informó el Sacramento Bee.

Tran calificó los comentarios como racistas.

Una década antes, Sánchez organizó un evento para recaudar fondos en la Mansión Playboy, y sus compañeros demócratas se disgustaron ante el panorama posiblemente sexista.

Luego del error del sábado, la congresista huyó de un reportero que le preguntó si quería retractarse del gesto del 'grito de guerra'. Mientras agitaba sus manos en el aire, ella dijo "No tenemos tiempo hoy. Lo siento".

Luego se escondió en un edificio cercano.