CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Medio Oriente

Guerra contra ISIS: los éxitos y los fracasos

Por Ralph Ellis

(CNN) — ¿Acaso ISIS está ganando? No existen respuestas sencillas en relación al conflicto incesante que predomina en el Medio Oriente.

El domingo, el grupo también conocido como el Estado Islámico anotó una gran victoria al apoderarse de Ramadi, capital de la provincia de Ambar, en Iraq, luego de un año de enfrentamientos.

El sábado, las fuerzas de la coalición anunciaron su propia victoria. Las Fuerzas de Operaciones Especiales de Estados Unidos penetraron profundamente en el este de Siria, mataron a un alto dirigente de ISIS y se llevaron a su esposa como prisionera.

Aunque es difícil decir qué sería «ganar» en contra de ISIS a largo plazo, este es un resumen de los éxitos y fracasos más recientes en la lucha contra ISIS.

Los fracasos en la lucha contra ISIS

La caída de Ramadi

publicidad

Esta fue una importante victoria para ISIS y un gran fracaso para la coalición. Plantea nuevas preguntas sobre la capacidad de combate del ejército iraquí y la estrategia general de la coalición contra ISIS.

Al tomar la ciudad, ISIS aumentó el control de la provincia de Ambar y ganó una base de operaciones a un poco más de 110 kilómetros de Bagdad. Se cree que ocurrirá una masacre de residentes anti-ISIS. Miles de civiles están huyendo de la ciudad.

Para Estados Unidos, Ramadi es dolorosamente mortificante porque las fuerzas estadounidenses lucharon a muerte para quitarles el control de la ciudad a militantes islámicos en 2005 y 2006.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry trató de ponerle buena cara a la situación, diciendo que podrían recuperar la ciudad. «Estoy absolutamente seguro que en los próximos días la recuperaremos», dijo el lunes desde Seúl.

Ataques de lobos solitarios

Los atacantes que actúan por su cuenta han inyectado un elemento de miedo en la sociedad occidental. Eso es una victoria para ISIS a nivel psicológico.

Los hombres jóvenes que se convirtieron en luchadores locales de ISIS, o al menos expresaban simpatía por la organización extremista islámica, protagonizaron ataques mortales en París, el Parlamento de Canadá y Sídney, Australia, entre otros lugares.

Algunos de estos jóvenes nunca dejaron sus países para entrenarse en el Medio Oriente. Se convirtieron por el mensaje que ISIS envía a través de las redes sociales.

El líder de ISIS, Abu Bakr al-Baghdadi, reiteró la semana pasada su llamado a los ataques de lobos solitarios. En un mensaje en línea, instó a más reclutas de todo el mundo para que «pelearan en su tierra o donde quiera que sea».

Si sirve de algún consuelo para las personas en Estados Unidos, muchos de los aspirantes a combatientes de ISIS no cuentan con el suficiente entrenamiento en tácticas y estrategias terroristas. Por ejemplo, un joven detenido en Kansas discutió abiertamente sus planes para bombardear una base militar y los agentes del FBI descubrieron sus mensajes de Facebook acerca de la «enorme descarga de adrenalina» que causa morir por el yihad.

Mosul

Mosul sigue siendo un símbolo del fracaso militar iraquí ante la furia de ISIS.

En junio pasado, los combatientes de ISIS avanzaron hacia Mosul, la segunda ciudad más grande de Iraq. Las fuerzas de seguridad iraquíes y la policía dejaron caer sus armas y corrieron. La ciudad fue invadida.

ISIS les dijo a los cristianos que se convirtieran al Islam… o morirían. Se llevaron a cabo decapitaciones. Miles huyeron. Las fuerzas de la coalición bombardearon la ciudad con ataques aéreos, pero ISIS atacó.

Después de Tikrit, la coalición se sentía muy optimista en cuanto a retomar Mosul. Se preveía un ataque en abril o mayo.

Bueno, olvídense de ello.

Con la caída de Ramadi, nadie está hablando de Mosul, ubicada a 560 kilómetros (350 millas) al noroeste de Bagdad.

ISIS todavía tiene a Mosul en su poder.

Éxitos en la lucha contra ISIS

El asesinato de Abu Sayyaf

Esta fue una victoria para Estados Unidos, ¿pero qué tan importante?

Estados Unidos logró apoderarse de la inteligencia de ISIS, lo cual podría ayudar a identificar otros objetivos de ISIS y ayudaría a cortar el flujo de dinero para el grupo, pero el valor que tiene dicha inteligencia no se conocerá de inmediato.

Existen interrogantes sobre la importancia de Abu Sayyaf.

El sábado, Estados Unidos anunció que un hombre conocido por el nombre de guerra Abu Sayyaf fue asesinado durante un ataque de la Fuerza Delta del Ejército de Estados Unidos al este de Siria.

La portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Bernadette Meehan, dijo que él era un alto dirigente de ISIS que supervisaba las operaciones ilícitas de petróleo y gas… una fuente clave de ingresos para el grupo.

Sin embargo, Michael Weiss, autor de ISIS: Inside the Army of Terror, dijo que Abu Sayyaf no era muy conocido por los observadores cercanos de la organización. ISIS no ha obtenido mucho dinero de los campos petrolíferos capturados desde que Estados Unidos empezó a bombardear su infraestructura, dijo.

Tikrit

Tikrit está en la columna de victorias de la coalición y de los militares iraquíes. Al menos por ahora.

ISIS y las fuerzas iraquíes se enfrentaron en una batalla incesante por esta ciudad norteña, la cual era la ciudad natal de Saddam Hussein. ISIS finalmente tomó el control e izó su característica bandera negra sobre los principales edificios.

Al parecer, ISIS ha masacrado a más de 1.500 cadetes militares iraquíes. Se encontraron fosas comunes en el interior del complejo presidencial.

Pero en abril, las fuerzas iraquíes y milicianos chiítas, con ayuda de Irán, expulsaron a los combatientes de ISIS de Tikrit. Encontraron destrucción y vehículos con trampas explosivas en toda la ciudad.

Kobani

La coalición ganó en Kobani… pero a un terrible costo.

ISIS tomó la ciudad el pasado otoño luego de una incesante batalla. Estratégicamente, Kobani era muy valiosa. Se encuentra en la frontera con Turquía y le habría dado a ISIS una franja completa de tierra entre su autoproclamada capital en Raqqa, Siria y Turquía.

Los combatientes kurdos —conocidos como el YPG, o Unidades de Protección Popular— atacaron a Kobani en tierra con el respaldo de una amplia campaña de ataques aéreos de la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

En enero pasado, ISIS abandonó la ciudad. ¿Será que alguien quiere volver?

El bombardeo fue tan intenso que la ciudad ahora es casi inhabitable. La secuencia de fotografías tomadas por drones mostró la dramática destrucción.

Idriss Nassan, portavoz de los kurdos sirios, quienes nuevamente tienen el control de la ciudad, le dijo a Nick Paton Walsh de CNN: «El 70% quedó destruido. El problema es que no contamos con la suficiente maquinaria para remover los escombros o materiales para poder reconstruir. El costo será de miles de millones».

La coalición anti-ISIS ha aumentado

Una señal alentadora para Estados Unidos es que otros países están ayudando a luchar contra ISIS.

Desde agosto, 18 países se han unido a la coalición contra ISIS. Las naciones del Medio Oriente como Baréin, Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos y Jordania han participado en ataques aéreos contra objetivos de ISIS, dijo el ejército estadounidense. Otros países han brindado su apoyo.

Más de 3.900 misiones aéreas han volado contra ISIS

«La fuerza de esta coalición le deja claro al mundo que esta no solo es la lucha de Estados Unidos», dijo el presidente Obama el año pasado.