Sally Kohn es activista, columnista y comentarista de televisión. Síguela en Twitter: @sallykohn. Las opiniones expresadas en este comentario son exclusivamente las de la autora.

(CNN) - El domingo, justo después de que se diera a conocer la noticia de un tiroteo en Waco, Texas, que involucraba a "bandas de motociclistas rivales" como lo describió la alerta del New York Times, el activista político Shaun King escribió en Twitter:

"Esperaré (y esperaré y esperaré y esperaré) para escuchar que alguien en las noticias se refiera a lo que acaba de suceder en Waco como violencia de "blancos contra blancos".

Cuando el reportero Matt Pearce de Los Angeles Times reaccionó y dijo: "¿Acaso ya sabemos la raza de los motociclistas?", el activista Deray Mckesson tuiteó:

"Si fueran pandillas de negros, sin duda ya lo sabríamos. Ese es el punto. Waco".

Una de las características más distintivas de tener el privilegio de ser blanco es el privilegio de ser único. Cuando los blancos cometen actos violentos, son descritos como aberraciones, deslices descritos con adjetivos que muestran que son inusuales y de ninguna manera son representativos del grupo racial más amplio al que pertenecen.

De hecho, en gran parte de la cobertura de los medios relacionada con los tiroteos en Waco ni siquiera se menciona la raza de los miembros de la banda, aunque en las imágenes mostradas tras el acontecimiento se ven a motociclistas blancos detenidos por la policía. En comparación, un día después de que Freddie Gray muriera bajo custodia de los agentes de la policía de Baltimore, no solo mencionaron que Gray era negro, sino que también incluyeron una cita del comisionado adjunto de la policía en la que se señalaba que Gray fue arrestado en "una zona de alta criminalidad que es conocida por tener altas incidencias de narcóticos", calumniando implícitamente a Gray y a toda la comunidad.

¿Cómo citan los informes de prensa a la policía en Waco? "En los últimos meses se nos ha informado que existen bandas de motociclistas rivales... que han estado aquí y que han causado problemas", dijo W. Patrick Swanton, sargento de la policía de Waco. ¿Que han causado problemas? Al parecer, los policías estaban tan preocupados por el hecho de que los motociclistas estuvieran reunidos en el centro comercial de Waco, que tenían 12 agentes de la policía, como también funcionarios del Departamento de Seguridad Pública de Texas estacionados afuera del restaurante.

Ahora existen rumores de que las bandas de motociclistas han lanzado repetidas amenazas contra la policía luego de las secuelas de la "riña" de Waco, como la llamó el titular del New York Times. Durante los levantamientos en Baltimore, vi una ráfaga de tuits que decían que la gente negra no estaba respetando la propiedad y que le estaba lanzando piedras a la policía. Ahora que estas bandas de motociclistas han lanzado verdaderas amenazas de muerte, ¿por qué no veo una gran cantidad de mensajes de Twitter sobre las personas blancas que no respetan la vida de la policía?

En los comentarios sobre un sitio web de noticias, alguien —al parecer con sarcasmo— escribió: "Más vandalismo de los blancos. ¿Cuándo asumirán los blancos la responsabilidad de su cultura en decadencia?"

"La raza, literalmente, no tiene nada que ver con esta situación", respondió otro comentarista. ¡Exacto!

¿Por qué en casos como el de Michael Brown y Freddie Gray —y muchos otros— la raza es el centro de la historia, incluso en los casos en que las personas de raza negra y morena involucradas son víctimas de la violencia de la policía?

Las investigaciones muestran que el sesgo implícito contra los negros y morenos es real, de mismo modo que el privilegio que tienen los blancos. Según muestran algunos estudios, las personas blancas exageran enormemente la proporción de delitos cometidos por personas de raza negra. ¿Acaso es es de extrañar, dado el carácter racial con la que cubrimos el crimen? Según un estudio, las estaciones de televisión cubrieron los delitos cometidos por personas de raza negra en mayor proporción que la cobertura real que le dieron a los actos delictivos en la ciudad.

Hasta cierto grado, el autor del comentario está en lo correcto: la raza no tiene nada que ver con el crimen. Sabemos que las personas de todas las razas cometen delitos y son víctimas de crímenes en Estados Unidos; las personas más sensatas saben que dicha causa o efecto no tiene nada que ver con el color de la piel. Sin embargo, nuestras percepciones y actitudes sobre la criminalidad tienen absolutamente todo que ver con la raza.

Cuando una persona musulmana incluso amenaza con violencia en Estados Unidos, el caso es tratado como terrorismo que alcanzan proporciones críticas. Como vimos en el caso de Michael Brown y Freddie Gray, incluso cuando los hombres negros son víctimas de la violencia, la carga de la prueba recae sobre ellos y sus familias para demostrar que no lo merecían.

¿Cuándo fue la última vez que viste un incidente en el que un hombre blanco involucrado en un tiroteo provocara llamados para que lo busquen por todas partes y en los que se recrimine a la comunidad de hombres blancos? Tal vez así debería haber sido. Pero, ¿cómo podría suceder eso cuando incluso después de que nueve personas murieran y 170 fueran detenidas en un tiroteo provocado por una banda criminal de motociclistas prefirieron no mencionar que son de raza blanca?