(CNN) - En China se les conoce como "casas clavo"... casas donde los propietarios se niegan a aceptar una compensación ofrecida por los constructores de carreteras y promotores inmobiliarios a cambio de la demolición de su propiedad. Las viviendas se levantan como un clavo que se niega a ser martillado; este no es un fenómeno poco común, ya que algunos propietarios se resisten a que los desalojen de su propiedad o esperan recibir más dinero.